El almacén que explotó en el cuartel de Valdemoro contenía muestras de los explosivos utilizados por ETA

El incendio y la explosión se producían en un almacen situado en el sótano de un edificio donde comparten espacio varios departamentos del cuartel de Valdemoro.

Según ha podido saber Telemadrid el almacén, a modo de depósito, contenía muestras de los explosivos utilizado por ETA. La Asociación Unificada de la Guardia Civil va a hacer un seguimiento de este caso por si se hubieran cometido irregularidades.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil ha pedido que se esclarezcan las circunstancias en las que se ha producido el suceso y ha exigido a los responsables de seguridad laboral "reflexionar" sobre las condiciones en que desarrollan sus servicios los agentes y vigilar "en todo momento" que se cumple el Plan de Riesgos Laborales.

Cuando seis alumnos y dos monitores detectaron el humo intentaron apagar el fuego pero una puerta que no podían abrir se lo impedía. Abandonaron el lugar incluso teniendo que romper barrotes para salir por una ventana. Quien se quedó dentro fue el subteniente Francisco Morcillo que sufrió las consecuencias de la explosión.

Según la autopsia, el subteniente tenía graves heridas internas. Le afectó tanto la onda expansiva como el aplastamiento producido por los escombros que le cayeron encima.

La Guardia Civil ha concedido a título póstumo la Medalla al Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo al subteniente Francisco Morcillo, fallecidoen la explosión fortuita registrada en el Colegio de Guardias Jóvenes "Duque de Ahumada" de Valdemoro (Madrid).

La principal hipótesis es que se produjo una explosión fortuita que dio lugar a un incendio de gran magnitud, debido al material explosivo que se almacenaba en el local.