Una madre del Valdeluz: "El profesor traicionó la confianza de los padres"

Una madre del Valdeluz: El profesor traicionó la confianza de los padres

La madre de una denunciante ha dicho ante el juez que Andrés D., el profesor del colegio Valdeluz Agustinos de Madrid acusado de abusos, es una persona "inteligente", con "un gran nivel cultural", que ha traicionado la confianza de todos los padres que han puesto a sus hijas en manos del docente.

Esta mujer y una amiga de su hija han comparecido, a propuesta de la acusación particular, en calidad de testigos ante el titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Madrid, Hermenegildo Barrera, que investiga este caso.

La denunciante declaró el pasado 14 de marzo ante el magistrado que el docente abusó de ella hace veinte años en una academia de música de Majadahonda (Madrid) y en la academia de música "Melodía Siglo XXI" y explicó que en 2011 llamó por teléfono al director del colegio para que se tomara algún tipo de precaución con el profesor, aunque al parecer no se le dio credibilidad.

La madre de esta chica, de 25 años, ha afirmado que tuvo conocimiento de los abusos que sufrió su hija recientemente a raíz de la presentación de la denuncia.

Por su parte, la amiga de la víctima ha asegurado en el año 2011 hubo dos llamadas telefónicas para alertar al director del colegio Valdeluz Agustinos, Eustaquio Iglesias, de los abusos supuestamente cometidos por el profesor del centro Andrés D.

Ha relatado que conoció a la denunciante en la Facultad, que se encontraba "muy mal" y que, llorando, le contó que había sufrido abusos por parte del profesor Andrés D. en una academia de música de Majadahonda desde los 6 hasta los 9 años.

La testigo ha expuesto que en el año 2011 ella primero y su amiga después llamaron por teléfono al director del colegio Valdeluz Agustinos para avisarle del comportamiento del profesor Andrés D. que daba clases en el centro.

Ramón Muñoz, el letrado del profesor, ha defendido la inocencia de su cliente y ha mostrado su sorpresa por el hecho de que la denunciante no haya dicho "absolutamente nada" hasta ahora sobre los supuestos abusos que sufrió durante veinte años.

Muñoz ha recalcado que los hechos "no han quedado acreditados", por las "incoherencias" en el relato de la joven, y estarían prescritos, al tiempo que ha estimado que es "incomprensible" que la chica siguiera tomando clases con el profesor después de los episodios de abusos.

Un total de diecisiete exalumnas han prestado declaración ante el juez que investiga este caso, y solo dos de ellas han afirmado que tenían una relación cercana y cordial con el docente, sin connotaciones sexuales.

La mayoría de las chicas han denunciado que sufrieron abusos sexuales continuados durante las clases particulares de piano en el colegio Valdeluz Agustinos y en la academia de música "Melodía Siglo XXI" anexa al centro escolar.

El juez puso en libertad el pasado 15 de abril al profesor Andrés D., acusado de abusos, con la obligación de comparecer en el juzgado dos veces al mes, retirada de pasaporte y alejamiento del centro educativo.