Valcarce considera un "drama" no hallar a María Piedad tras un mes de búsqueda

La delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, ha considerado un "drama" que las Fuerzas de Seguridad no hayan podido localizar a María Piedad García Revuelta, la joven de 32 años desaparecida hace hoy un mes en Boadilla del Monte, y entregarla a su familia, con la que comparte su "angustia" ."El drama es que después de un mes no se la hemos podido entregar a la familia. Comprendo su angustia" ha dicho Valcarce.

La delegada del Gobierno en Madrid ha explicado que la búsqueda de la mujer ha movilizado a "centenares" de guardias civiles en varias localidades próximas a Boadilla del Monte, y que en los últimos días se ha intensificado el rastreo de pozos y vías de agua. "Se está empleando tecnología para la detección en aguas profundas y oscuras", ha dicho Valcarce, tras incidir en que "después de la búsqueda por tierra y desde el aire ahora es el turno, sobre todo, de las vías de agua".

Ha explicado que los investigadores han elaborado un 'mapa de pruebas', que no consiste tanto en un mapa geográfico sino en un análisis pormenorizado de las pesquisas.

La delegada del Gobierno ha insistido en que "ni un solo minuto" se ha dejado de buscar a María Piedad desde que su familia denunció su desaparición el 13 de diciembre de 2010, al día siguiente de que acudiera a una cena y un karaoke con sus compañeros de empresa y su ex pareja se ofreciera a llevarla a casa.

En el operativo para localizar alguna pista de la mujer han participado helicópteros, guías caninos, especialistas de subsuelo, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, voluntarios de Protección Civil y vecinos de Boadilla que han tomado parte en un decena de batidas.

El hallazgo del coche de su ex novio, Javier Sánchez-Toledo, de 38 años, y del cuerpo sin vida de éste, que fue encontrado ahorcado por unos ciclistas tres días más tarde en un poste eléctrico en un paraje de San Lorenzo de El Escorial, no han arrojado ninguna pista.

El perímetro de búsqueda comenzó en Boadilla del Monte, municipio del que es vecina y en el que se le vio por último vez, y se ha ido ampliando a otras localidades del noroeste y sur de la Comunidad. "No dejaremos de buscar", ha concluido la delegada del Gobierno.

La mujer de 30 años desapareció la madrugada del 12 de diciembre después de que su ex novio se ofreciera a acompañarla a casa tras una cena de empresa. Cuatro días después, el hombre apareció ahorcado en San Lorenzo de El Escorial.

Desde entonces, agentes de la Benemérita, un helicóptero de este Cuerpo, así como voluntarios y miembros de Protección Civil en algunos casos, han buscado a la desaparecida por la zona donde fue encontradoa muerta su ex pareja, por un paraje deshabitado de Fuenlabrada cercano a la M-50 y por polígonos industriales de esta localidad.

En el propio municipio de Boadilla los vecinos y guardias civiles han buscado también a la joven por las zonas del Ventorro, Monte de Romanillos, el Ferial, así como en los márgenes del río Guadarrama. Las investigaciones han llegado hasta el municipio de Quijorna, Brunete y la dehesa de la Raya del Palancar de Villanueva del Pardillo.

En los últimos días los agentes han buscado a la joven en vehículos todoterreno en el área comprendida entre los términos municipales de Boadilla, Villaviciosa de Odón, Villanueva de la Cañada y en los caminos que salen de las carreteras M-501 y la M-503 en Quijorna y en Boadilla del Monte.