El Tribunal de Cuentas cifra en más de 600 millones de euros el déficit dejado por el PSOE en Alcorcón

alcorcon.mp4

Una ciudad arruinada. El alcalde de Alcorcón ha denunciado que esa es la herencia que le ha dejado el socialista Enrique Cascallana.

El popular David Pérez ha hecho público un informe del Tribunal de Cuentas que pone al descubierto un déficit de más de 600 millones de euros en el Ayuntamiento. El año pasado, según dicho informe, gastó cuatro veces más que el presupuesto previsto. Por este motivo el actual alcalde pide la dimisión de su antecesor que ahora es senador.

El alcalde de Alcorcón, David Pérez, considera que el anteproyecto de Informe de fiscalización de Entidades Locales del Tribunal de Cuentas recoge la implicación del Gobierno de Zapatero en la concesión de un crédito sin control. "Por primera vez pone negro sobre blanco" ya que "implica al Gobierno de Zapatero en la concesión de un crédito sin administración del que tenía conocimiento el Ministerio de Economía y Hacienda y que además se saltó los controles pertinentes", ha dicho el regidor.

Pérez ha recalcado que no es el único hecho destacado que les da "la razón" en cuanto a la "mala gestión del anterior Gobierno". También, el Anteproyecto recoge "la confirmación de la deuda de 612 millones de euros y asegura que la situación de Alcorcón era especialmente grave", mientras, según el regidor, "no se tomaban las medidas oportunas".

Además añade el edil, el documento hace referencia a otras "cuestiones importantes" como es el hecho de "saltarse los controles o la vulneración en prelación de pagos, es decir pagar a unos antes que otros y sin explicar el motivo".

"Para nosotros supone un respaldo a las acusaciones que habíamos hecho al anterior Gobierno sobre sus irregularidades y que, en definitiva, este informe nos viene a confirmar. No se me ocurre mejor auditoria o análisis más certero que el que hace el Tribunal de Cuentas", ha dicho Pérez, quien añadió que el contenido de este anteproyecto es un "importante varapalo para los socialistas".

El regidor ha dicho que a pesar de estar ahora en periodo de alegaciones "con este informe cualquier político que tenga respeto a la legalidad y a la transparencia debería dimitir hoy mismo de sus responsabilidades", refiriéndose a miembros del anterior Gobierno. Ha añadido además, que "se comprometió la economía y estabilidad financiera", por lo que, "este Ayuntamiento no descarta, llegado el momento, pedir responsabilidades por daños y perjuicios a nuestras propias finanzas al Ministerio y a sus responsables socialistas".

Actualmente el Informe de Anteproyecto se encuentra en periodo de alegaciones, de 20 días de duración, que serán sometidas a consideración por el Pleno del tribunal de Cuentas y después se pasara por la Abogacía del Estado y el Ministerio Fiscal, quien si existiese algún tipo de responsabilidad actuaría de oficio. Posteriormente, el informe final se dará cuenta a la comisión mixta del Congreso y el Senado con relación al Tribunal de Cuentas.