Trasladan al juez la investigación policial interna sobre el joven Nicolás

El delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Enrique Núñez, ha remitido al juez el expediente del departamento de Asuntos Internos de la Policía Municipal sobre la participación de agentes y medios municipales en traslados en coche de Francisco Nicolás, conocido como el pequeño Nicolás.

En concreto, el Ayuntamiento de Madrid ha remitido el expediente, iniciado a raíz de la polémica suscitada por un vídeo en el que se veía a un agente municipal acompañando a Francisco Nicolás G.I. a Ribadeo (Lugo), al Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid, que investiga presuntos fraudes cometidos por el joven.

Durante el pleno municipal, el delegado de Seguridad ha anunciado la apertura de un expediente disciplinario por falta grave a un cabo del cuerpo de Policía Municipal que autorizó un traslado en coche de Francisco Nicolás dentro de la ciudad de Madrid, y otro por falta leve al conductor.

Fuentes municipales han indicado después que el expediente por falta grave contra el cabo que autorizó el traslado podría dar lugar a una sanción de suspensión de empleo y sueldo del funcionario por un periodo de cinco días a tres meses.

Núñez se ha referido a este expediente, con fecha de 27 de octubre, como resultado de la investigación abierta por Asuntos Internos de la Policía Municipal por "falta grave" por emplear o autorizar para usos no relacionados con el servicio medios y recursos inherentes a la función, como es el coche Nissan X-Trail en el fue trasladado Francisco Nicolás.

Estos expedientes se unen a la decisión de apartar del grupo de escoltas municipal al cabo L.G.H., que acompañó al joven a la ciudad de Lugo.

Este cabo, actualmente de baja, ha sido adscrito "provisionalmente" a la Unidad Integral de Distrito de Tetuán con efectos de 28 de octubre aunque adscrito a su vez "funcional y temporalmente" a la unidad de Fuencarral con efectos de la misma fecha, han indicado a Efe fuentes policiales. La falta leve al conductor se debe al hecho de haber realizado el traslado cuando se encontraba en cumplimiento de sus funciones.

Núñez ha relatado que la investigación concluye que el conductor llevó en un coche Nissan Xtrail a Plaza de Castilla a tres personas ajenas a la corporación durante un "tiempo libre" dentro de su jornada, tras lo cual retomó la actividad laboral. El citado conductor manifestó en su comparecencia ante Asuntos Internos que acudió de manera voluntaria y durante el periodo de descanso.

Los mandos de este agente, por su parte, negaron haber transmitido orden alguna para acometer el traslado del joven -lo que también negó el cabo en una declaración del 11 de octubre- porque hacerlo, según manifestaron, sería delito.

Tras las preguntas de los grupos de la oposición sobre la asistencia del presunto estafador a cenas organizadas por el Ayuntamiento de Madrid, Núñez ha indicado que estas cenas suelen ser públicas y que no sabe si el joven ha ido, quién lo ha invitado si así es o si se ha "colado".

Ha recalcado que no se puede "pensar mal" a raíz de que este joven que "tiene fotos con innumerables personas" tenga "relación" con personas, porque ello no implica que esté cometiendo "ningún ilícito", según ha recalcado.

Además, ha defendido el expediente de contratación de las obras de reforma y ampliación de la Ciudad de Seguridad -adjudicadas a la empresa Edhinor, de la que Nicolás aseguraba ser representante de relaciones institucionales. Ese expediente está "inmaculado", ha recalcado el delegado de Seguridad, que ha indicado que desde 2005, cuando "el niño tenía 9 años", él "nunca" ha contratado con la empresa Edhinor.