Trabajadores de los polideportivos de Madrid se concentran contra la privatización de las instalaciones

Polideportivos, huelga

Trabajadores de los polideportivos municipales madrileños y usuarios han protagonizado esta mañana una clase colectiva de aerobic en plena Puerta de Sol. Ha sido la original forma de protesta convocada por los sindicatos para exigir al gobierno municipal que mantenga las instalaciones deportivas bajo gestión pública.

Además, desde hace unos días están llevando a cabo una campaña informativa entre la ciudadanía y también una recogida de firmas, iniciativas que se sumarán a la huelga de 24 horas que está prevista para mañana miércoles en todos los polideportivos municipales de la capital.

Esta concentración acompaña la 24 horas de huelga que hoy se desarrolla en los polideportivos de la capital. Así, los trabajadores que desde el pasado jueves se encuentran encerrados en el polideportivo de Chamartín para protestar contra lo que ellos consideran un "incumplimiento" de los compromisos electorales del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, de no privatizar los polideportivos municipales antiguos se unieron este martes a sus compañeros en la huelga de 24 horas y la concentración que hay convocada en la Puerta del Sol.

Así, los cuatro delegados sindicales de UGT, CC.OO. y CGT que el pasado jueves se encaramaron a una azotea de las instalaciones deportivas se reunirán con sus compañeros en la calle a partir de las 10 horas de hoy.

Según ha explicado a Europa Press el delegado de UGT Jerónimo Torres, "los cuatro compañeros tienen muchas ganas de bajarse porque les apetece ya lo de Sol". Además, las condiciones en que han pasado las últimas jornadas no han sido especialmente fáciles, ya que la Policía Municipal les ha impedido realizar ningún relevo e incluso bajar al cuarto de baño.

De hecho, según Torres este mismo lunes ha habido tensiones entre los agentes y los delegados cuando algunos sindicalistas intentaron acceder hasta la azotea para "hacer compañía un rato" a los compañeros encerrados. Finalmente, la intervención de un concejal de IU ha permitido solucionar el incidente sin mayores problemas.

Cuando los cuatro delegados bajen mañana se sumarán a los compañeros que, desde las 8 horas, se reúnan a las puertas del polideportivo para dirigirse desde allí todos juntos hasta la Puerta del Sol.