Tortilla de patata y 'tomar la fresca' para hacer barrio en Lavapiés

La tortilla de patatas, un 14% más cara
Tortilla de patatas |Telemadrid

Lavapiés ha vuelto a reivindicar la esencia de barrio que no quiere dejar de ser y al anochecer del jueves reunió a sus vecinos en torno la plaza homónima con el pretexto de una cata de tortillas de patata, conversación y, de paso, tomar la fresca.

Los vecinos de las épocas de corrala que colonizaban las calles con sus sillas de playa y abanicándose el pecho en busca de frescor en el calor estival de Madrid; es la imagen memorable que pretende recuperar 'Lavapiés, ¿a dónde vas?'

Cristina, una de las organizadoras del evento, aseguró a Efe que las plataformas 'no sólo tienen que estar para defender desahucios' -como la 'Asamblea de Bloques en Luchas' o el movimiento 'Nos quedamos'- sino que ha de tejer una red vecinal.

Bajo el letrero de 'Usted está aquí' que corona el Teatro Valle-Inclán se formó una cena improvisada con mesas de camping y globos para alegrar la escena.

Más de diez vecinos llevaron su receta de tortilla de patatas para el 'gran concurso' que no era más que una mera excusa para la reunión de casi ochenta personas, a las que unía vivir en Lavapiés.

La tradicional tortilla de patatas -con o sin cebolla-, con calamares, con calabacín; salmorejo para acompañar y limonada para pasar la comida; fueron colocadas y cortadas para que todo aquel que quisiera pasar un rato con sus vecinos.

Vecinos de edades y nacionalidades variopintas compartieron su comida mientras los niños se empapaban con agua jugando con sus pistolas de agua mientras los jóvenes y adultos charlaban sobre qué es para ellos barrio: "El barrio tendría que ser conocer a tus vecinos y poder disfrutar de estos momentos".

'Lavapiés, ¿a dónde vas?' es clara en sus intenciones porque está conformada por "los expulsados por un mercado que prefiere turistas a vecinas, un barrio para ser visto y no vivido", debido a la gentrificación imperante en el centro de Madrid.

El hecho de salir a la calle y tomar una plaza para el disfrute de los vecinos es también una 'lucha con la gentrificación' que privatiza las calles con las terrazas de los bares y subiendo poco a poco el precio de las bebidas, afirma Cristina.

"Tenemos que hacer barrio y más con la que está cayendo" ya que critican la nueva fórmula de gestión del cogobierno del PP y Ciudadanos en el Gobierno municipal con la intención de "cerrar espacios comunes" como son, a su entender, los centros sociales autogestionados que tiene como punto de referencia "La Ingobernable" sobre la que pende la espada de Damocles con la advertencia de desalojo.