Tomás Gómez reaparece y da su respaldo a Trinidad Rollán, juzgada por prevaricación

Tomás Gómez ha comparecido hoy ante los medios de comunicación. Por primera vez en algo más de una semana, se le ha podido preguntar por asuntos de actualidad como el juicio por prevaricación celebrado la semana pasada contra su número dos, Trinidad Rollán, o lo que para algunos son críticas a la política del gobierno en materia de pensiones.

Así, tras el silencio de los ultimos dias Gómez mostraba su respaldo a la número 2 del partido - Trinidad Rollan- mientras optaba por el silencio sobre las repercusiones que el juicio por prevaricación puedan tener en clave interna. Gómez espera que el juicio a los ediles de la Corporación de Torrejón de Ardoz del año 2001 "se resuelva cuanto antes" y ha mostrado todo su respaldo a su número 2, Trinidad Rollán, alcaldesa en aquel equipo de Gobierno, de la que dice, está "absolutamente tranquila".

Mucho más comunicativo se mostraba el lider de los socialsitas madrileños cuando se le preguntaba por el posible aumento en la edad de jubilación propuesto por el ejecutivo presidido por Rodríguez Zapatero. Ha dicho hoy que la reforma del sistema de pensiones no puede responder a una "imposición" de los mercados financieros, y ha defendido ampliar la edad de jubilación a los 67 años si es "incentivada y voluntaria".

Tras reunirse con los trabajadores del Instituto Madrileño de Desarrollo (IMADE), Gómez ha considerado que la pervivencia del sistema público de pensiones hace necesaria una reforma estructural del mismo, pero que tal reforma no puede venir impuesta por los mercados financieros.

"Si los mercados presionan para reformar el sistema de pensiones, probablemente lo harán en sentido antagónico a lo que tiene que ser una reforma desde la izquierda que asiente el sistema de pensiones público para el futuro en España", ha dicho.

Los mercados según Gómez llevarían la reforma en sentido contrario a las posiciones socialdemócratas, algo que cree no se debe permitir, eso sí no considera que esté haciendo oposición al gobierno de Zapatero.

En clave nacional, Gómez considera que si Rodriguez Zapatero no se presenta a la reelección debe ser el partido el que decida el candidato. Si en Madrid hubo primarias debe haberlas en España. Así, ha apostado por la democracia interna dentro del PSOE en caso de que Rodríguez Zapatero no decidiera presentarse a la reelección y ha descartado que el presidente del Congreso, José Bono, se postulase para una hipotética carrera sucesoria.

"No creo que Rodríguez Zapatero no se vaya a presentar a las próximas elecciones, pero si eso fuese así, después de las primarias que hubo en el PSM, dentro del PSOE no puede haber ningún proceso de elección que no tenga como fundamento la democracia interna", ha manifestado Gómez tras un encuentro con los trabajadores del IMADE.

Respecto a Bono, el líder de los socialistas madrileños ha dicho que no cree que sus intenciones pasen por suceder al actual presidente del Gobierno y ha recordado que el ex presidente castellanomanchego "tiene su responsabilidad en el Congreso de los Diputados".