Los Tedax detonan una artefacto explosivo en Cuatro Caminos

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos individuos relacionados con un artefacto explosivo ya desactivado en la calle Cicerón, en el distrito de Tetuán, que consistía en una garrafa con gasolina con dos teléfonos móviles adosados, han informado a Europa Press fuentes policiales.

Los detenidos se encuentran custodiados en el Hospital de La Paz, dado que uno de ellos presentaba un corte en el cuello. Otro de ellos podría estar bajo exploración psiquiátrica, según las mismas fuentes. Por un lado, el lesionado con el corte en el cuello se trata, presuntamente, de la persona que habría colocado el artefacto.

Al parecer, llevaba toda la mañana con llamadas al 091 alertando de que quería acabar con su vida. Cuando iba a ser detenido por la Policía Municipal, ha sacado una navaja del bolsillo y se ha intentado autolesionar.

Por otro lado, el segundo detenido podría ser su primo, que se ha acercado hasta el lugar de los hechos, acordonado por la policía. Al llegar allí, ha indicado que era su familiar y que quería pasar para hablar con él y tranquilizarle. Se ha saltado finalmente el cordón y ha sido retenido y detenido por la Policía.

Estas detenciones se han producido poco después de que un edificio colindante a la citada calle tuviera que ser desalojado mientras actuaban efectivos del equipo Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax).

Un indicativo de la Policía Municipal alertó a las 17.45 del hallazgo del artefacto, trasladándose al lugar varios agentes de la Brigada Provincial de Información, de la Científica, guías caninos y un equipo de los Tedax. La calle donde se ha encontrado el artefacto ha sido acordonada por la Policía.

Al parecer, una testigo indicó entonces a los agentes que un individuo habría dejado en ese lugar la garrafa con un líquido viscoso en su interior, que podría ser gasolina.