Técnicos de Salud inspeccionan las cocinas y alimentos del colegio de Guadarrama

Técnicos de Salud inspeccionan las cocinas y alimentos del colegio de Guadarrama

Técnicos de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid han tomado este lunes muestras de la comida y la bebida en el CEIP Villa de Guadarrama para trata de determinar cómo alumnos del centro registraron síntomas de gastroenteritis. Según han indicado fuentes de este organismo, los técnicos han cursado visita al colegio y, como es habitual en este tipo de casos, se continúa con la investigación epidemiológica. Por tanto, se han tomado muestras del menú escolar que ingirieron el pasado viernes los alumnos y también del agua del centro para tratar de determinar "el foco del problema".

Por su parte, desde la Consejería de Educación han explicado que desde el primer momento se pusieron en contacto con la dirección del centro para ayudarles en cualquier cuestión que necesitara. Además, exponen que las contratas del servicio de comedor corren a cargo de los consejos escolares de los colegios.

La Dirección General de Salud Pública no registró desde el sábado ningún caso más de alumnos del CEIP Villa de Guadarrama con síntomas de gastroenteritis, por lo que serían 62 los menores afectados.

Fuentes del AMPA del colegio elevan la cifra de intoxicados a 112.

A su vez la concejal de Educación de Guadarrama, Sara Villa, ha indicado que los niños afectados han evolucionado de forma favorable y la mayoría de los alumnos han ido al colegio, aunque ha habido algunos casos de estudiantes que no han ido a clase por decisión de los padres.

La edil ha transmitido "tranquilidad" y ha recalcado que el servicio de comedor se desarrolla de forma normal en el centro, si bien este lunes varias familias de los menores han pedido "dieta blanda" a tenor del problema de gastroenteritis que han padecido este fin de semana.

La concejal de Educación ha puntualizado que "los únicos síntomas" que presentan los alumnos son vómitos y diarrea, y que hasta el momento no tienen conocimiento de alguna otra sintomatología.

Villa, tras indicar que los inspectores de Sanidad y Educación han visitado el centro, ha confirmado que los técnicos han tomado muestras del cocido que comieron los niños el viernes y también del agua. En este punto, la edil confía en que la semana que viene estén los resultados.

También ha subrayado que se ha inspeccionado la cocina y se ha traído agua mineral al centro, aparte de hacerse algunas revisiones médicas a los trabajadores.

A su vez, ha explicado que la empresa que se encarga del servicio de comedor también tiene otros colegios y que en esos centros se comió el mismo producto sin ningún problema, al igual que pasó con los "adultos" del CEIP Villa de Guadarrama. "El servicio de comedor está más que garantizado", ha apostillado.