Técnico municipal: "No existían suficientes salidas de emergencia en el Arena"

El ingeniero técnico municipal José María Esteban, que se encargaba de otorgar licencias del Ayuntamiento, ha declarado hoy en el juicio por la tragedia del Madrid Arena que "no existían suficientes salidas de emergencia" y que así lo hizo constar en un informe previo a la celebración de la fiesta. El testigo ha manifestado que realizó un informe técnico donde figuraban las deficiencias en materia de seguridad que tenía el Madrid Arena -donde se celebró la fiesta de Halloween de 2012 en la que murieron cinco jóvenes- por la cuales el pabellón no contaba con la licencia de funcionamiento o actividad.

Esteban ha declarado que si se hubieran solventado tales deficiencias sí se le hubiera otorgado la licencia, y ha añadido que incluso él mismo dio "alguna solución que otra" para ello, pero no se llevaron a cabo. Además, ha asegurado que los recorridos de evacuación eran "inadecuados y contrarios a la normativa" y que una evacuación masiva del pabellón hubiera sido "peligrosa" por falta de accesos.

El Ayuntamiento de Madrid puso en duda la validez de la declaración prestaba por Esteban en el período de instrucción de la causa por tener una vinculación "intensa y directa" a través de su mujer con empresas del promotor de la fiesta Miguel Ángel Flores. En los primeros minutos de su declaración, el testigo ha relatado que se jubiló tras lo sucedido aquella noche: "A raíz de los acontecimientos, decidí marcharme" ha manifestado.

NO SABÍA QUE SE IBA A CELEBRAR UNA FIESTA

Mientras, el ex director general de Emergencias y Protección Civil del Ayuntamiento de Madrid, Alfonso del Álamo, ha declarado hoy en el juicio que no tuvo "comunicación oficial" por parte del Consistorio de que iba a celebrarse la fiesta del Madrid Arena en Halloween de 2012: "Yo me enteré esa misma noche". Durante su declaración en la Audiencia Provincial, que acoge la vista desde enero, Del Álamo ha negado tener "conocimiento directo" de la fiesta en la que murieron cinco chicas y ha asegurado que nunca eran convocados a las reuniones previas a los eventos que organizaba Diviertt, la empresa del promotor Miguel Ángel Flores.

Del Álamo ha explicado que llegó a la fiesta a las seis de la mañana y acudió a la enfermería pero no pidió explicaciones al doctor Viñals porque, según él, no era su competencia. "Yo no era un médico de emergencias ni tenía cualidad en ese momento como para requerir impresiones técnicas, por eso no hablé con él", ha añadido.

Además, el testigo ha afirmado que, si hubiese sabido que se iba a celebrar un evento de más de 20.000 personas, Emergencias se habría asegurado de conocer el equipo médico a cargo de la fiesta y "es posible que Samur se hubiese desplazado en función del riesgo". Y ha dicho que no le consta que la empresa Diviertt, organizadora del evento en el que fallecieron cinco jóvenes, realizara simulacros de emergencias de los eventos que organizaba.

"NO HABÍA POLICÍA, ANTIDISTURBIOS, Y EL BOTELLÓN ESTABA AHÍ"

Por su parete, el excoordinador de Seguridad de Madrid Espacios y Congresos (Madridec) José Luis Rodríguez Caamaño ha asegurado este jueves en el juicio del Madrid Arena que la noche de la tragedia "no había Policía Municipal, antidisturbios", tan solo alguna unidad de uniformados del distrito de Moncloa en la almendra central de la Casa de Campo.

"En anteriores ocasiones había un dispositivo policial. Esa noche no había Policía Municipal, antidisturbios. Había alguna unidad en la almendra y el botellón estaba ahí. Cuidado". Así lo ha aseverado durante su declaración como testigo en la vista oral que busca conocer lo que pasó la madrugada del 1 de noviembre de 2012.

Precisamente, el exjefe de la Policía municipal de Madrid Emilio Monteagudo es uno de los acusados en el juicio. El juez Eduardo López Palop le imputó al considerar que el hecho de no disolver o impedir el macrobotellón que se formó en el exterior pudo influir en el sobreaforo y, con ello, con la avalancha mortal.

El testigo se ha referido en concreto a la ausencia de Unidades Centrales de Seguridad, conocidas como los antidisturbios --Estas unidades actualmente, con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se están reorganizando--. Según su relato, esa noche no había personal de estas unidades, algo que sí había en otros eventos organizados en el pabellón.

Caamaño, que estuvo imputado en la causa, ha detallado que él coordinaba las tareas de seguridad, especificando que se encargó un plan de vigilancia a la empresa Seguriber. Además, ha destacado que Kontrol 34 era la responsable de la seguridad interior en el evento, "como en todos los eventos que se organizaban en la Casa de Campo", y que el cliente controlaba el aforo.

La noche de la tragedia, Caamaño fue una de las personas que estuvo con los responsables de la Delegación de Gobierno de Madrid que dieron luz verde para la apertura de puertas del pabellón. Además, ha dicho que mientras estuvo en el recinto no vio mucha afluencia de público, ya que Kontrol 34 se dedicaba a controlar a la gente que entraba.

HABÍA MEDIOS POLICIALES SUFICIENTES PARA LAS EMERGENCIAS

Sin embargo, la exconcejal de Seguridad y Emergencias en el Ayuntamiento de Madrid Fátima Núñez ha asegurado en el juicio del Madrid Arena que la noche de la tragedia había en Madrid medios policiales suficientes para atender las emergencias que se produjeron, manifestando que ella no tenía capacidad de diseñar el operativo desplegado en los alrededores del pabellón. Núñez, actualmente concejal del PP en Mahadahonda, ha explicado que el Ayuntamiento de Madrid no tiene facultades para controlar lo que pasa en los eventos y que tampoco tenía capacidad de organizar el operativo policial diseñado para la noche del 31 de octubre de 2012.

"No me consta que debamos comprobar los aspectos de control interno de los dispositivos de seguridad de los eventos", ha dicho, a lo que ha añadido que la capacidad de diseñar el operativo policial era de la oficial de Moncloa. "La capacidad la tenía la jefa del operativo, una oficial - en alusión a Cándida Jiménez--. En la Policía hay una estructura piramidal y unos atienden las órdenes del siguiente", ha especificado a preguntas de los abogados de la acusación.