Tania Sánchez, contra las coaliciones: "A mí, las sopas para comérmelas"

Inés Sabanés. Tania Sámchez y Luis Alegre
Inés Sabanés. Tania Sámchez y Luis Alegre |Telemadrid

La candidata de IU para la Comunidad de Madrid, Tania Sánchez, ha bromeado al decir que las sopas sólo le gustan para comérselas, como una manera de mostrar su rechazo a las sopas de siglas de partidos porque considera que "no es el momento", ya que ahora toca ser "agregadores de mayorías".

En un debate titulado 'Crisis de régimen y unidad popular', Sánchez se ha mostrado en contra de establecer en estos momentos coaliciones electorales con otros partidos, la única fórmula aprobada en diferentes resoluciones por la dirección madrileña de IU.

"A mí me gustan las sopas para comérmelas, no me gustan las sopas de siglas, me parece que no es el momento, no es lo que toca", ha comentado.

En la charla, en la que también han participado el aspirante a secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Luis Alegre, y la portavoz de Equo, Inés Sabanés, entre otros, la diputada de IU en la Asamblea de Madrid ha dicho que hay una "necesidad de generar agregadores de mayorías" con el fin de "ganar las elecciones".

"Es muy serio lo que nos estamos jugando, hay necesidad de poner toda la carne en el asador para que ese nosotros sea absolutamente mayoritario y capaz de gestionar la victoria", ha apuntado.

Sánchez ha hecho estas reflexiones días después de que Podemos y la plataforma ciudadana Ganemos Madrid (en la que participan miembros de partidos como IU, Equo) anunciaran su intención de concurrir a los comicios municipales de mayo en la capital bajo la forma jurídica de partido instrumental, y no en coalición electoral.

Por su parte, Alegre ha comentado sobre la unidad que el objetivo es "crecer" y tender la mano a cualquiera que quiera un cambio" a pesar de que "los humanos tendemos a cerrarnos en pandillas".

"Hay una mayoría social que no la agregan el PSOE ni el PP y mucho menos las otras marcas que han sido históricamente oposición al régimen", ha añadido.

En su opinión, el reto está en convertir esta "mayoría social" en "mayoría política", y ha advertido de que si no hubiera aparecido un actor como Podemos puede que no se produjeran "grandes cambios en el escenario electoral".

"La crisis de régimen ya no es reversible, ya se han perdido confianza en los grandes consensos, en relatos unificadores de la sociedad", ha afirmado, al tiempo que ha aventurado que si vuelve a ganar el PP las próximas elecciones habrá más años de"efecto piña" en los que los populares "aprovecharán para llevárselo todo".