Suspendida la proyección de 'Gaza' "por presiones de la comunidad judía"

Cardenal Osoro, arzobispo de Madrid
Cardenal Osoro, arzobispo de Madrid

El cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, se ha visto obligado a suspender la proyección del documental ‘Gaza’ en la parroquia de San Carlos Borromeo. El documental, que ha sido nominado a los Goya, no se reproducirá por “presiones de la comunidad judía”.

La parroquia, situada en Vallecas, ha informado a sus fieles a través de su página web que no será posible proyectar ‘Gaza’ puesto que se han visto en la “obligación” de suspenderla “por orden” del cardenal.

Por su parte, Julio Pérez, coodirector de 'Gaza', asegura sentirse "muy triste por esta decisión", y ha señalado que la cinta apuesta por la libertad de expresión frente a los intentos de las autoridades israelíes de que no se conozca la vulneración de derechos del pueblo palestino y que su documental "pone el dedo en la llaga" en este asunto a través de testimonios de las víctimas.

Javier Baeza, párroco de la iglesia en cuestión, asegura que "no nos han dado grandes motivos, nos han amenazado", y le pidieron que pusiera “cese inmediato a la proyección” porque “habían recibido muchísimas presiones de la comunidad judía”.

"Me dijeron que si no suspendía la reproducción, debía atenerme a las consecuencias"

Nada de acuerdo con la decisión del arzobispo de Madrid, Baeza considera que se trata de un claro caso de “censura”, y declara que se “lo advirtieron muy seriamente”, y que si no lo hacia, debería atenerse “a las consecuencias canónicas pertinentes”.

El párroco ha reconocido que habían recibido "insultos" por las redes sociales tras comunicar su proyección, mientras que desde el arzobispado de Madrid confirman que fue el cardenal quien pidió suspender la proyección del documental, sin embargo no han querido dar más explicaciones al respecto.

En el comunicado donde anunciaban que no se iba a reproducir el documental, la parroquia San Carlos Borromeo, aseguraba que su objetivo era "ofrecer una reflexión sobra la realidad de la Franja de Gaza" desde su "compromiso con la realidad del pueblo palestino, un pueblo que sufre y vive una incuestionable falta de derechos".