El Supremo declara ilegal por tercera vez la huelga de Metro sin mínimos

El Tribunal Supremo ha ratificado por tercera y última vez que la huelga que llevaron a cabo los sindicatos en el Metro de Madrid los días 29 y 30 de junio de 2010 fue ilegal, al no cumplirse los servicios mínimos decretados por la Comunidad de Madrid para estos paro. La sentencia ratifica que Metro de Madrid tuvo en esos dos días de paros unas pérdidas económicas de 4.747.295 euros, derivadas del incumplimiento de los servicios mínimos legalmente establecidos.

En esas dos jornadas de huelga los sindicatos convocantes impidieron que saliera ningún tren para prestar el servicio a los viajeros durante las 48 horas que duraron los paros.

Con esta son ya tres las veces que la Justicia se ha pronunciado a favor de la declaración de ilegalidad de la huelga y las pérdidas económicas que acarreó y en todas ha dado razón a Metro de Madrid. La primera ocasión fue el 24 de enero de 2011, cuando el Juzgado de lo Social número 16 de Madrid declaró ilegal la huelga.

Los sindicatos presentaron un recurso de casación contra aquel fallo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que fue desestimado en febrero de 2012, confirmando así la ilegalidad de la huelga.

Ahora de nuevo el Supremo falla a favor de Metro de Madrid con este tercer auto, contra el que ya no cabe recurso alguno, y de este modo confirma la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social, ratificando el carácter ilegal de los paros y la cuantía económica que a causa de ello perdió Metro de Madrid.

METRO INICIARÁ ACCIONES CONTRA LOS SINDICATOS

Metro de Madrid iniciará acciones de responsabilidad patrimonial contra los sindicatos que convocaron la huelga "salvaje" en el suburbano en junio de 2010, según ha avanzado este jueves el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria. Victoria ha recordado que esta huelga en concreto causó un "daño" cercano a los 5 millones de euros y que la empresa va a iniciar acciones judiciales "para que aquellos que han causado ese daño al bolsillo de los contribuyente tenga que satisfacerlo de sus cuentas".

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Victoria se ha referido a la última sentencia del Tribunal Supremo, que ha declarado "ilegal" la huelga de Metro de los días 29 y 30 de junio del pasado 2010, señalando que desde la compañía utilizarán "todos los recursos legales" a su alcance tras este "varapalo" de la justicia que "por tercera vez dice que la huelga salvaje de 2010" fue ilegal. "El Supremo ha dicho que no es admisible en derecho esta huelga tomando como rehenes a los ciudadanos, y es un varapalo importante", ha considerado Victoria, quien ha insistido en que la Comunidad no va a "permitir" que "sean los ciudadanos los que paguen las consecuencias de esta huelga irresponsable".

Victoria ha destacado, además, que el Supremo ha venido a decir "que están prohibidas en España las huelgas con rehenes" que es, a su juicio, "lo que se produjo en aquellas fechas y "posteriormente", con otras convocatorias que se han desarrollado en los dos últimos años.

Para el portavoz madrileño, es "inaceptable" que los sindicatos planteen estas huelgas "sin el respeto a unos servicios mínimos", que son la "garantía de la proporcionalidad". "Nadie discute el derecho a la huelga siempre que se ejercite en el marco legal", ha indicado Victoria, quien ha añadido que hay que exigir el "respeto de los servicios mínimos" porque el "equilibrio" se debe producir entre el derecho de los trabajadores y el de los ciudadanos.Además, ha señalado que con la sentencia se viene a perder la "justificación" de unas "reivindicaciones insolidarias". Y es que Victoria ha apuntado que no es "aceptable" que las pasadas fiestas navideñas se colapsara con paros parciales la ciudad "con gravísimo" daño a las familias, comerciantes y transeúntes para "reivindicar condiciones ventajosas que tienen los trabajadores de Metro con respecto al resto en un escenario como el actual de máxima crisis económica".