El Supremo paraliza la construcción de una mansión en un espacio protegido en Valdemorillo

Ayuntamiento de Valdemorillo
Ayuntamiento de Valdemorillo

El Tribunal Supremo ha ordenado la paralización de la construcción de una mansión en un espacio protegido en Valdemorillo. La Comunidad de Madrid es obligada a evaluar el impacto ambiental que tendría dicha edificación, trámite que la Consejería había eximido a los constructores, según denunció este lunes Ecologistas en Acción.

El alto tribunal reconoce que la Consejería de Medio Ambiente eximió del procedimiento de evaluación de impacto ambiental la construcción de esta vivienda en una zona de conservación prioritaria incluida en la Red Natura 2000, por lo que paraliza las obras hasta que este paso quede resuelto.

El litigio comenzó hace cinco años, cuando un particular comenzó a denunciar la supuesta ilegalidad de la construcción de la mansión sin los informes pertinentes. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ya falló en contra de la construcción en 2018, pero tanto la constructora como la Comunidad de Madrid recurrieron al Supremo, que ahora les ha negado la razón.

Adquirida en 2013

La finca donde se erige la mansión tiene 68 hectáreas y fue adquirida en octubre de 2013 por Fuenteladera SA. Según Ecologistas en Acción, en el terreno de la vivienda se crían o se alimentan numerosas especies de aves amenazadas como el águila imperial ibérica, la cigüeña negra, el milano real, el águila calzada, el búho real o el cernícalo primilla.

Para los ecologistas, la sentencia del Supremo “viene a confirmar que las obras se iniciaron contraviniendo la normativa y que no podrán reiniciarse”, y piden que se anule la licencia municipal y no se autorice el reinicio de las obras.