Suben un 26% las estafas y descienden un 14% los robos en domicilios en la región

La delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, ha reconocido hoy que la tasa de criminalidad en la región subió "ligeramente" en 2017 sobre 2016 pero ha dicho que esto ocurre tras años de descensos y además bajan los delitos que más preocupan a los ciudadanos, como los robos en domicilios. Dancausa ha hecho balance hoy de los datos de criminalidad y seguridad referidos a 2017 en territorio de la Guardia Civil acompañada por el general jefe de la Zona de la Guardia Civil de Madrid, José Luis Arranz, y otros mandos del instituto armado.

El pasado viernes el Ministerio del Interior hizo públicos los datos referidos a toda España, que reflejan que la tasa de criminalidad en la Comunidad de Madrid -uniendo demarcación de Policía Nacional y Guardia Civil- de se incrementó en 2017 nueve décimas con respecto al año anterior, y se situó en 58,6 infracciones penales por cada 1.000 habitantes.

La Delegación explicó que ese leve incremento se debe en parte al aumento de los delitos relacionados con la pornografía infantil, que se incrementaron un 70,9 %, y las estafas bancarias un 32,5 %, así como al esfuerzo que supone para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad estar bajo la alerta 4 antiterrorista reforzada y la situación de excepcionalidad que se vive en algunas zonas de España.

Hoy la delegada ha sostenido que "no hay una preocupación por esta ligera subida" ya que "ha habido un descenso importante en delitos que las fuerzas y cuerpos de seguridad pueden atajar, como robos en domicilios y coches", que son los que generan "muchísima preocupación" entre los ciudadanos. Ha precisado que la seguridad en la región goza de una "estabilidad muy alta" y hay que tener en cuenta "de donde venimos" y que en 2017 se han vivido "circunstancias excepcionales".

En cuanto a los datos referidos a la demarcación de la Guardia Civil, Dancausa ha subrayado que en 2017 el número de operaciones desarrolladas aumentó un 48,15 % con respeto a 2016, pasando de 216 a 323. La Delegada ha felicitado a estos agentes por los buenos resultados de su trabajo, que ha llevado a la detención de más de 6.000 personas el año pasado.

El balance refleja que, en territorio del instituto armado, los robos en viviendas se redujeron casi un 14 % con respecto a 2016 y se realizaron diez operaciones "Hábitat" que permitieron esclarecer 400 delitos y detener a 35 personas por este tipo delictivo.

Los agentes de Guardia Civil desarticularon 58 grupos criminales, un 16 % más que en el año anterior.

En cuanto a la lucha contra el tráfico y consumo de drogas, en 2017 se llevaron a cabo 66 operaciones, un 17,6 % que en 2016, y se saldaron con la detención de 301 personas.

Los delitos cometidos a través de las redes sociales e internet, como estafas, acoso o amenazas, fueron objeto de 17 operaciones y sumaron 19 detenidos.

En 2017 se practicaron 7 operaciones contra grupos de ladrones especializados en butrones y alunizajes, seis más que en 2016, y se detuvo a 48 personas frente a las cinco del año pasado.

Sobre las labores de prevención de accidentes de tráfico, se realizaron 231.725 pruebas de alcoholemia, 4.588 de ellas positivas, y 9.098 pruebas de drogas de las que 1.863 detectaron el consumo de alguna sustancia estupefaciente.

Dancausa ha precisado que el año pasado hubo cinco homicidios en la demarcación de la Guardia Civil, de los que solo queda uno por resolver, y que dos fueron mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas.