Socorrista, una de las profesiones más demandadas de cara al verano

Con la llegada del buen tiempo se abren también nuevos campos de trabajo. Por ejemplo, la demanda de socorristas es cada año más creciente. Hoy hemos estado en una piscina para ver cómo trabajan los socorristas ante la alarma de un hombre a punto de ahogarse.

Una mala caída, un golpe fuerte contra el fondo, un corte de digestión, un calambre, un desmayo, un resbalón en el bordillo cualquiera de estas circunstancias activan de inmediato a los socorristas en una piscina.

No tardan ni dos minutos en tirarse al agua, llegar hasta la víctima sin perderle de vista y ponerle a salvo.

Pero su trabajo empieza con la prevención.

La Cruz Roja realiza al año 60 cursos de formación de socorristas. Por ellos pasan alrededor de 2.000 alumnos, casi todos estudiantes.

Una opción laboral que generalmente proporciona muchas satisfacciones.

Los cursos se imparten desde marzo hasta octubre.