Sindicatos de la Policía Municipal estudian denunciar a los políticos que criticaron la actuación policial

Los sindicatos de la Policía Municipal de Madrid han exigido hoy al Ayuntamiento que les apoye en casos como la muerte de un inmigrante en Lavapiés, y algunos estudian denunciar a los políticos que han criticado la actuación policial asegurando que el fallecido era perseguido y hostigado por los agentes. El Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM), mayoritario en el Cuerpo, así como UPM, CSIT, CSIF y la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) se han referido así a la primera reacción anoche de la alcaldesa, Manuela Carmena, en la que dijo en Twitter que se investigará "a fondo" lo ocurrido y se actuará "en consecuencia", sin respaldar inicialmente a los agentes que intervinieron.

Luego, la concejala de Arganzuela y Usera, Rommy Arce, publicó en la misma red que la muerte del ciudadano senegalés se debió a "xenofobia institucional", y otros dirigentes políticos -entre ellos Ramón Espinar y Juan Carlos Monedero- dieron por hecho que murió de un infarto debido a la persecución de los agentes municipales.

Los sindicatos policiales defienden, como ha confirmado el delegado de Seguridad, Javier Barbero, que el senegalés Mmame Mbage sufrió el paro cardíaco sin que se produjese ninguna intervención policial, y aseguran que varios agentes que estaban en la zona lo que hicieron fue tratar de reanimarlo cuando les pidió ayuda un amigo.

CPPM considera "una auténtica vergüenza que, ante actuaciones de los Policías de Madrid por parte de las personas que nos dirigen, se nos prejuzgue, intentando criminalizarnos en primer lugar, y diciendo que luego ya investigarán lo ocurrido". Deja claro que "la Dirección de Policía y por ende los concejales y nuestra alcaldesa conocen lo que ha sucedido desde el minuto uno", por lo que tardar en aclarar lo ocurrido supone "buscar sacar réditos políticos, creando situaciones de alarma en determinados colectivos, poniendo en peligro la seguridad de los Policías y por tanto, la de todos los ciudadanos de Madrid".

"Desde CPPM no consentiremos que sigan faltando a la verdad, haciendo declaraciones miserables e interesadas contra los Policías de Madrid, y ponemos desde este mismo instante a nuestro gabinete jurídico a trabajar en defensa de nuestro honor y de nuestro trabajo", añade el comunicado del sindicato.

Por su parte CSIT-Unión Profesional también trasladará a sus servicios jurídicos las manifestaciones que consideren delictivas, para valorar si emprende acciones legales, según ha relatado a Efe su responsable en Policía de Madrid, José Francisco Horcajo, que ha defendido que el Ayuntamiento debería haber aclarado lo ocurrido y apoyarles desde ayer, y así se podrían haber evitado los incidentes registrados por la noche. "Condenamos enérgicamente que algunas personas distorsionaran la realidad de lo sucedido, y por ello se crearan desordenes de orden público", explica.

En la misma línea, la Asociación Unificada de Policía Municipal (APMU) ha anunciado que está trasladando a sus servicios jurídicos mensajes publicados en redes sociales y ha incidido en que los agentes a los que inicialmente se acusó de perseguir al inmigrante e incluso de no atenderlo "solo trataron de salvarle la vida". Su presidente, Carlos Bahón, ha dicho a Efe que el Ayuntamiento ha dado explicaciones "muy tarde" y, de haberlo hecho antes y haber apoyado a los agentes, habría "mitigado muchos incidentes y odio hacia la Policía Municipal". Por eso le ha pedido "que llame al orden a algunos concejales como Rommy Arce".

La Unión de Policía Municipal también ha expresado su apoyo a los agentes que intervinieron en Lavapiés y ha instado al Ayuntamiento a respaldar su actuación.

Esta mañana CSIF reclamó al Consistorio que respalde la actuación de los agentes y criticó que inicialmente "sembrara dudas" sobre su profesionalidad.

APOYO SIN FISURAS DE LOS SINDICATOS DE POLICIA NACIONAL A LOS AGENTES INTERVINIENTES

También, los sindicatos de la Policía Nacional SUP, CEP, UFP y SPP han expresado hoy en un comunicado su apoyo "sin fisuras" a la labor de los agentes que intervinieron para controlar los disturbios que se produjeron tras la muerte del mantero senegalés Mame Mbaye.

Según subrayan, la desgraciada muerte de este hombre, "que estaba siendo asistido en primera instancia por una patrulla de Policía Municipal de Madrid a la que había requerido un amigo del fallecido, fue la chispa que provocó los disturbios".

"Como consecuencia de una irresponsable e interesada campaña en redes sociales, los antisistemas de siempre se dieron cita en Lavapiés para iniciar una dura algarada en la que quemaron contenedores y atacaron con piedras al furgón funerario y a los agentes policiales", añaden los sindicatos.

Barricadas, destrozos en vehículos policiales y particulares e, incluso asaltos a sucursales bancarias para llevarse hasta un televisor de una sucursal de Caixabank, añaden.

Los agentes de la Policía Nacional, según los sindicatos, cumplieron con la misión de afrontar estos disturbios "con la profesionalidad que les caracteriza, basada en los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad, y en defensa de la seguridad ciudadana", hasta lograr atajar los ataques de los radicales sobre la 1,30 horas de la madrugada.

Por todo ello, SUP, CEP, UFP y SPP han querido felicitar a los agentes de todas las unidades intervinientes que actuaron "de forma exquisita y profesional para restablecer el orden y la legalidad, a costa incluso de su propia integridad física".