La Sierra de Guadarrama, nuevo Parque Nacional tras un siglo de espera

GUADARRAMA470J.jpg
GUADARRAMA470J.jpg |Telemadrid

La Sierra de Guadarrama ha conseguido, tras un siglo de espera, su deseado estatus de Parque Nacional, tras un debate en el Congreso de los Diputados en el que los grupos de izquierda han criticado el Proyecto de Ley por entender que fomenta la especulación y abre la puerta a la actividad de la caza.

Esta última cuestión ha provocado que los grupos mayoritarios, PP y PSOE, hayan cambiado su sentido del voto y hayan votado en contra de la única enmienda introducida al texto en el Senado, donde fue apoyada por casi todos los grupos.

El nuevo parque, que no lo será de forma efectiva hasta que lo publique el Boletín Oficial del Estado, nace con una superficie de casi 34.000 hectáreas, repartidas entre Madrid y Castilla y León, donde conviven el 40 por ciento de las especies de anfibios y reptiles de España, el 39 por ciento de aves y casi el 50 por ciento de los mamíferos.

A finales de marzo, la ley superó su primer trámite parlamentario en la Comisión de Medio Ambiente del Congreso de los Diputados con el apoyo de PP y de CiU; mientras que PSOE, UPyD y el PNV se abstuvieron en la votación, a la vez que la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y Compromís-Equo no la respaldaron.

EL CONSEJERO MADRILEÑO DE MEDIO AMBIENTE LO CELEBRA

El consejero madrileño de Medio Ambiente, Borja Sarasola, ha celebrado la "extraordinaria noticia" de que los madrileños tengan a partir de ahora un Parque Nacional en la sierra de Guadarrama porque significa el "broche final" al trabajo de todos en el cuidado de su entorno.

Sarasola ha subrayado que los madrileños "por fin" tienen un parque nacional que nace con una superficie de casi 34.000 hectáreas, repartidas entre Madrid y Castilla y León y que ha esperado un siglo para conseguir este estatus.

La Comunidad de Madrid tendrá "casi la mitad" de su superficie protegida -21.000 hectáreas- con este parque que será el quinto en extensión geográfica, el tercero en red periférica de protección y el segundo en hábitat.

Según el consejero de Medio Ambiente, el Parque Nacional va a ser un "revulsivo" para la economía de los municipios que están en la zona de influencia de Guadarrama, donde será una "fuente de riquezas, oportunidades y empleo para los cerca de 70.000 habitantes de esta sierra.

Sarasola ha insistido en la importancia de combinar "el flujo de turistas con la conservación del área" en la que desde ahora habrá que realizar reformas de adaptación, señalización de sendas y otras exigencias dado su nuevo estatus que le convierte en una zona "emblemática y enormemente protegida".

EL CASO DEL SENADO

La semana pasada en el Senado CiU prefirió abstenerse en la votación global de la normativa, que salió adelante con el único voto del PP. El resto repitieron la votación del Congreso.

La Ley ya está aprobada y este jueves en la Cámara Baja se debatía sobre la enmienda procedente del Senado que consensuaron todos los grupos parlamentarios y que finalmente no saldrá adelante, ya que han cambiado su voto y la han rechazado, salvo Foro de Asturias y UPN que se han abstenido.

En ella se introducía una disposición adicional nueva, de aprovechamientos compatibles en el área de especial protección, y se abría la puerta a los usos tradicionales en la zona de especial protección, si así lo decidía el Plan Rector de Uso y Gestión que, sin esta modificación, ya no podrá realizarse.

"Teniendo en cuenta que el texto de la enmienda nada aporta, que venía de ustedes y por nosotros suponía una prueba de acercamiento. Si ahora no votan la enmienda pactada a su iniciativa el PP no va a darles ninguna cohartada política. Carecería de sentido y tampoco votaremos la enmienda", ha justificado la diputada del PP, María Teresa de Lara. Así, ha criticado que todos los grupos parlamentarios en el Senado apoyaran la transaccional que emanaba del PSOE y "ahora anuncian" que se enmiendan a sí mismos. "¿Por qué? ¿Por presiones externas? ¿Por qué no saben lo que quieren? Así, evidencian que no han leído la enmienda y que no conocen lo que dice la ley", ha reprochado De Lara.

A pesar de que la citada enmienda se consensuo a instancias del PSOE en el Senado, el socialista Juan Luis Gordo ha argumentado que ésta genera una "enorme disfunción" en todo el sistema de parques nacionales y opina que el PP con esta ley acude a un mecanismo jurídico y sacarse una foto de su política medioambiental. En este contexto, ha criticado que la futura ley de parques nacionales los convierte en parques temáticos.

Tanto Joan Baldoví, de Compromís Equo, como Ascensión de las Heras, de IU-ICV-CHA, han lamentado que la votación de esta normativa ha coincidido con maniobras militares dentro del propio parque natural, un hecho que, en su opinión, demuestra la "opacidad informativa", la falta de consenso en la tramitación de esta ley y la apuesta del PP por la especulación y la falta de protección de la misma.

Con la aprobación de esta ley se culmina también la propuesta de declaración de Parque Nacional aprobada por las asambleas legislativas de Madrid y Castilla y León, y que comparte igualmente el Consejo de la Red de Parques Nacionales. Una vez superado el trámite se convierte en el Parque Nacional número 15 de España.

CASI 34.00 HECTAREAS DE PARQUE

El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama será el quinto parque más extenso de la Red de Parques Nacionales, con una superficie de 33.960 hectáreas pertenecientes a las comunidades autónomas de Madrid (21.714 hectáreas) y de Castilla y León (12.246 hectáreas), dado que, según estudios científicos "dicho espacio reúne las condiciones y características que la Ley de 2007 de la Red de Parques Nacionales exige para su incorporación a la misma".

En concreto, la declaración de Parque Nacional significa la elevación de los niveles de protección que por razones ambientales dispone ya la Sierra del Guadarrama y, dentro de su ámbito físico, se encuentran los sitios naturales de interés nacional declarados en los años 30, de la Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara, de la Pedriza del Manzanares y el Pinar de la Acebeda.

Además, y con un ámbito que excede al del nuevo Parque Nacional, coexisten otros regímenes de protección ambiental, nacionales y comunitarios, "de los que sin duda el Parque se beneficiará". Este es el caso, en la vertiente madrileña, del Parque Natural de la Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara, y del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, y en la vertiente segoviana, del Parque Natural de la Sierra Norte de Guadarrama.

"Seis espacios de la Red Natura 2000 están situados en el Parque Nacional, y en el sector madrileño, gran parte del territorio se encuentra dentro de la Reserva de Biosfera de la Cuenca Alta del Manzanares declarada por la UNESCO. Por último, los Humedales del Macizo de Peñalara están incluidos en la lista de humedales de importancia internacional del Convenio de Ramsar", defiende el texto normativo.

RECONOCIMIENTO DE ESPECIES y ZONA DE PROTECCION

También se reconoce en este espacio la proporción y singularidad de especies. Además de la presencia significativa de endemismos de flora y fauna, y las emblemáticas Aguila Imperial Ibérica, Buitre Negro y Cig~eña Negra, destaca en el proyecto de ley el elevado porcentaje de especies censadas en España con un total del 40% de la herpetofauna, el 39% de las aves y el 49% de los mamíferos.

Aparte, reconoce los pinares de 'Pinus Sylvestris' de reconocido valor ambiental, los sistemas naturales de origen glaciar y preglaciar, los humedales y lagunas de alta montaña, o los sistemas naturales de quijigares y melojares, poco respresentados en la Red de Parques Nacionales.

MONTES MATAS Y PINAR DE VALSAIN

Una de las aportaciones incorporadas al texto legislativo más criticada se produjo en el Congreso, y por parte del PP, relativa a Los Montes Matas y Pinar de Valsaín, propiedad del Organismo Autónomo Parques Nacionales, que mantendrán su modelo de administración por parte del citado organismo y quedarán incluidos en la zona periférica de protección, donde será de aplicación el régimen jurídico del parque nacional al que quedan vinculados, exceptos al aprovechamiento "Tendrán la máxima proteción pero respetando las actividades tradicionales como indica el proyecto de ley.

En caso de que la actividad forestal y la tala comercial sea abandonada, en la totalidad o parte de los territorios de los Montes de Valsaín, se propondrá la incorporación de estas áreas al parque nacional siguiendo el procedimiento de ampliación previsto en la normativa vigente.