Seur cifra en un máximo de 50.000 euros el botín del atraco a su sede central

La empresa Seur ha cifrado este mediodía en un máximo de 50.000 euros el botín del atraco cometido ayer por una banda de encapuchados armados, que empotraron una furgoneta contra la sede central de la empresa, situada en la carretera de Villaverde a Vallecas. El director de Operaciones de Seur, Benjamín Calzón, ha precisado en rueda de prensa que el robo "en ningún caso supera los 50.000 euros" y se ha felicitado de que no hubiera ningún daño personal, gracias a la rápida acción de su equipo de seguridad y la rapidez policial que han permitido minimizar las consecuencias del atraco.

Calzón ha reconocido que los asaltantes forzaron una cámara acorazada que albergaba mercancía de valor y lo consiguieron porque venían especialmente preparados. Aunque todas las instalaciones de la empresa tienen muy buenos sistemas de seguridad, tanto equipos como personal de seguridad privada, ha sido imposible controlar a los asaltantes, que iban encapuchados y armados con pistolas, ha continuado.Toda la mercancía que se hallaba en la cámara estaba asegurada, ha dicho Calzón, quien ha negado que el botín incluyera armas.

Se trata del primer robo que sufre la empresa, y la mayor parte de las piezas que los atracadores dejaron abandonadas ha sido recuperada y reenviada a sus dueños, según Calzón. El director de Operaciones no ha ofrecido más detalles del atraco, del que la Sala del 091 recibió el aviso a las 15.50 horas de ayer, ya que la investigación está abierta y la empresa está colaborando con la Policía.

NUEVO ATRACO EN LA HUIDA

Con el vehículo inutilizado, los ladrones abandonaron el coche de la huida, en el que dejaron parte del botín del robo, y decidieron hacerse con otro coche --previo asalto a una mujer a punta de pistola-- con el que finalmente lograron escapar. Agentes de la Policía Científica se trasladaron hasta el lugar para realizar una inspección ocular, mientras que la investigación del robo está siendo llevada a cabo por el Grupo XIII de la Brigada Provincial de la Policía Judicial.

Según ha señalado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, ninguno de los trabajadores del almacén ni la mujer atracada por los ladrones tras emprender la huida resultaron heridos. La Policía sospecha que se trata de una banda experimentada en este tipo de robos mediante el método del alunizaje, y que, debido a la precisión a la hora de realizar el alunizaje como el botín sustraído en el robo, conocían con exactitud dónde se localizaban los objetos más valiosos.