Setenta talleres para fomentar el ocio saludable entre los menores infractores

Setenta talleres para fomentar el ocio saludable entre los menores infractores

La Comunidad de Madrid, a través de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor (ARRMI), impulsa durante este verano más de setenta talleres y actividades para los menores infractores que cumplen medida judicial en alguno de los seis centros que dependen del Gobierno regional.

La consejera de Justicia de la Comunidad de Madrid, Yolanda Ibarrola, ha participado en una degustación de platos típicos de distintos países organizada por los jóvenes del centro 'El Lavadero', que también han colaborado en su elaboración.

Se han preparado platos de la cocina española, de Brasil, Bulgaria, Colombia, Honduras o Marruecos, que son algunos de los países de procedencia de los menores.

"Este es un ejemplo perfecto del tipo de actividades que organizamos para estos menores durante el periodo de vacaciones escolares, con las que buscamos promover pautas de ocio saludables y transmitir valores positivos de manera más lúdica", ha indicado Ibarrola.

Con este taller y con la degustación de platos, se pretende "fomentar un mensaje de diversidad, de respeto a la diferencia y a las cualidades de cada persona, con independencia de su origen", ha señalado la consejera.

Algunos de los menores participantes han podido poner en práctica, además, los conocimientos que han adquirido a través de los cursos de cocina o de camarero profesional que ofrece la Agencia dentro de su Programa de Inserción Sociolaboral para jóvenes mayores de 16 años.

En la primera mitad del año, dentro de este programa se han formalizado 132 contratos de trabajo, casi un 30 por ciento de ellos en el sector de la hostelería.

Los talleres y actividades de verano que se desarrollan en los centros de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor incluyen prácticas tan diversas como campeonatos deportivos, cine fórum, teatro, radio, batucada, ajedrez, talleres para una vida independiente y saludable o actividades para conocer Madrid, entre otras.

La consejera, acompañada por el viceconsejero de Justicia, Enrique Núñez, y por la directora gerente de ARRMI, Regina Otaola, entre otros, ha conocido parte de las instalaciones del centro 'El Lavadero', que cuenta con 42 plazas para menores infractores.

El perfil mayoritario de los jóvenes del centro es el de un varón de 17 años de edad y origen español, que cumple medidas judiciales en régimen semiabierto por haber cometido delitos contra la propiedad o vinculados con violencia hacia los padres, según una nota de la Comunidad de Madrid.

El centro, además, cuenta con un programa especializado para el tratamiento terapéutico por consumo de drogas.

El modelo de intervención de ARRMI alcanza una tasa de reinserción del 90 por ciento entre los menores que pasan por la Agencia.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la Comunidad de Madrid es la región con la tasa más baja de infracciones penales cometidas por menores de entre 14 y 17 años por cada 1.000 habitantes.

De la misma manera, Madrid es la comunidad con la tasa más baja de menores condenados por cada 1.000 habitantes.

La Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor es un organismo autónomo que depende de la Consejería de Justicia.

El centro de ejecución de medidas judiciales 'El Lavadero' es uno de los seis que gestiona ARRMI, cinco en Madrid capital y uno en Brea de Tajo.

En total, estos centros ofrecen 261 plazas en régimen cerrado, semiabierto y abierto para la atención a menores que cumplen medidas judiciales por distintos tipos de delitos.

El año pasado, ARRMI atendió a 2.661 menores, en ejecución de 3.220 medidas judiciales.

Un total de 550 menores y jóvenes participaron en acciones formativas de inserción sociolaboral impulsadas por la Agencia.

De ellos, 224 firmaron un contrato de trabajo, un tercio de los cuales estuvo relacionado con el sector de la hostelería.