Séptima agresión que sufre el monolito en memoria de Sandra Palo en Getafe

Placa de Sandra Palo en la basura
Placa de Sandra Palo en la basura |@GetaActualidad

El monolito en memoria de Sandra Palo en Getafe ha vuelto a sufrir un acto vandálico en el parque Castilla-La Mancha junto al barrio de Las Margaritas, donde residía con su familia cuando fue asesinada en 2003, según ha asegurado su madre María del Mar Bermúdez a través de las redes sociales.

María del Mar Bermúdez ha contado que "la primera vez que rompieron la foto y la placa fue al día siguiente de ponerlo, y no pasaron ni 24 horas, y a día de hoy van por lo menos siete veces que la han vuelto a romper".

Roban las placas del monolito en memoria a Sandra Palo en Getafe

"Quien sea, no sé si es hombre o mujer, lo suele hacer el fin de semana pero cada vez lo hacen con más odio para hacernos más daño, ya que si teníamos poco con nuestro dolor, sufrimiento y la lucha que llevamos abanderando durante estos años, tenemos que sufrir también esto", ha añadido Bermúdez.

Las placas de homenaje a Sandra Palo ya aparecieron cubiertas de pintura el pasado mes de enero, al poco tiempo de la inauguración del monolito, a la que asistieron su familia, junto con el entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid, consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno regional, Pedro Rollán; la alcaldesa, Sara Hernández, y concejales de la Corporación municipal, así como decenas de vecinos.

Arrancan la placa

En esta ocasión, han arrancado la placa pequeña con su nombre y fecha de nacimiento, y han roto el cristal de metacrilato que protegía la de mayor tamaño en la que está su fotografía y el texto: 'Para que ni la mayor de las sombras apague nunca tu sonrisa'.

El 17 de mayo de 2003, cuando regresaba a su casa en Getafe, Sandra Palo fue secuestrada, violada y asesinada, a los 22 años de edad, en un descampado de Leganés, donde apareció su cuerpo carbonizado.