Sanidad refuerza las Urgencias con 180 profesionales

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado que se han reforzado las Urgencias con 180 profesionales y se marca como objetivo agilizar las altas en periodos como fin de semana, a la vez que hace un llamamiento a la reflexión sobre por qué los ciudadanos acuden a estos servicios tras periodos festivos como puede ser el último puente. Así lo ha manifestado durante su intervención en los desayunos socio-sanitarios, organizados por Europa Press patrocinados por Novartis, Philips, Red Life Data y Sanitas, en relación con la situación de las Urgencias hospitalarias en la región y, en concreto, en el hospital de La Paz con críticas por saturación.

Ruiz Escudero ha comentado que los picos de actividad son "previsibles" y que la Consejería de Sanidad ya tiene contemplado un plan de contingencia en el marco de la campaña de la gripe. En esta línea, Sanidad ha contratado un total de 180 profesionales para atender el último pico de actividad.

Junto a ello, Ruiz Escudero ha avanzado que se debe agilizar las altas sobre todo en el caso de fin de semana, donde se producen menos. No obstante, también ha asegurado que es necesario reflexionar por qué después de un puente se produce mayor afluencia a las Urgencias y por qué se produce esa frecuentación.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha explicado que los españoles son los ciudadanos europeos que más acuden a las Urgencias hospitalarias y ha detallado que cerca del 40 por ciento de los usuarios que acuden a este servicio no tienen patologías urgentes.

Por otro lado, ha asegurado que la Comunidad de Madrid dispone de más de 70 servicios de Urgencias extrahospitalaria (en Atención Primaria) con un porcentaje de resolución del 90 por ciento de los casos.

Respecto al caso concreto del hospital de La Paz, Ruiz Escudero ha asegurado que el pico de actividad que registró el centro está relacionado con la época de invierno que produjo un aumento de pacientes. En este sentido, ha recalcado que se atienden cuatro millones de pacientes en Urgencias al año, lo que supone 11.000 al día, si bien con picos de actividad pueden alcanzar unas 19.000 personas, por lo que la situación "fluctúa mucho".

A su vez, ha detallado que las dimensiones de las Urgencias del hospital está "por debajo de lo que tenía que ser", aparte del cambio en la cubierta en la quinta planta del servicio de traumatología que supone disponer de más de 30 camas menos, si bien ha asegurado que en breve se habilitará una sala con diez camas para pacientes de traumatología.

El consejero de Sanidad también ha asegurado que el prestigio que tiene el centro tiene un "efecto llamada" porque los madrileños perciben que se van a resolver bien sus problemas de salud y ha recalcado que se planean obras que incrementarán el espacio de las Urgencias en 1.500 metros cuadrados.

Finalmente, ha asegurado que es necesario hacer una campaña "pedagógica" de la necesidad de acudir en primer lugar a las Urgencias extrahospitalaria, pues ahora acuden un 25 por ciento de los usuarios. Al respecto, ha comentado que el acudir a las Urgencias hospitalarias en primer lugar es un aspecto cultural en el que se debe reflexionar.

Por otro lado, el consejero ha enfatizado que la humanización en la asistencia sanitaria es uno de los ejes centrales en los que trabaja su departamento a aplicar tanto en la citación, en la consulta médica, en la hospitalización y en las Urgencias. No obstante, también ha subrayado que nueve de cada diez personas se sienten satisfechos con el servicio asistencial recibido.

DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA ACHACA A LOS "RECORTES" EL COLAPSO DE LAS URGENCIAS

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid achacó este miércoles el colapso que sufren algunas urgencias de hospitales de la capital a "los recortes, el deterioro y el desmantelamiento de la sanidad pública regional, que entre otras cosas ha logrado que después de abrir 11 nuevos hospitales el número de camas del sistema público haya disminuido en 1.500". "La consecuencia lógica de estos recortes son las serias dificultades que tiene el sistema sanitario para reaccionar ante cualquier pico de la demanda asistencial, que acaba saturando las urgencias hospitalarias y sometiendo a los pacientes a hacinamiento y condiciones indignas", agrega la asociación, que se extraña de que las autoridades sanitarias no sepan que "un año más, en diciembre y enero hace frío y se produce, de manera históricamente constatable, un aumento de las enfermedades víricas que incrementa la demanda asistencial".

La asociación considera que "en este contexto las políticas de humanización de la Consejeria de Sanidad quedan en evidencia como lo que realmente son, un ejercicio de propaganda y demagogia que intenta encubrir una realidad más precaria y de deterioro de la calidad asistencial". Por todo ello, reclama "un cambio en la política sanitaria, recuperar las camas y el empleo perdido en los hospitales públicos, acabar con las privatizaciones y garantizar una financiación suficiente de la sanidad pública".