Salvador Victoria: La Comunidad seguirá apoyando el Servicio de Atención a Homosexuales

Varón homosexual, de entre 26 y 35 años, residente en la capital y con estudios universitarios, es el perfil medio del usuario del Servicio de Atención a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid. El consejero de Servicios Sociales ha visitado hoy la nueva sede de este programa que en sus nueve años de funcionamiento ha desarrollado más de 33.000 actuaciones de acogida, información y atención social, psicológica y jurídica. El gobierno regional ha incrementado un 40% la financiación de este servicio que ofrece también atención a familias y asesoramiento a profesionales sanitarios y educativos.

Durante la visita a la nueva sede del Servicio de Atención a Homosexuales y Transexuales de la Comunidad de Madrid, el consejero de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, ha indicado que "es un orgullo el apoyo" que ofrece el Gobierno regional al colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) al margen de lo que decida en su día el Tribunal Constitucional sobre si ese tipo de regulación "tiene su encaje o no en la Constitución Española".

Segun el consejero de Asuntos Sociales la Ley del matrimonio homosexual "no está generando ningún tipo de problema", aunque ha apuntado que el pronunciamiento del Tribunal Constitucional (TC) sobre esta materia será "tan respetado como esta Ley en el momento vigente".

"VAN A TENER NUESTRO APOYO SIEMPRE"

"En el día de hoy se refleja que la Comunidad tiene un servicio pionero desde hace nueve años, hemos aumentado un 40 por ciento su financiación y que nuestro compromiso es indudable, al margen de las consideraciones legales. Sinceramente, me preocupan más las realidades humanas más que las consideraciones legales", ha añadido. "Madrid es una comunidad abierta al colectivo y va a tener nuestro apoyo siempre", ha apostillado.

Por último, el consejero de Asuntos Sociales no ha querido inmiscuirse ni objetar nada sobre las decisiones del Ayuntamiento de Madrid para regular las actuaciones musicales en el barrio de Chueca durante las fiestas del Orgullo Gay, puesto que no es de su competencia. "Creo que la razón es el respeto a los vecinos. Yo creo mucho en las libertades individuales, pero también creo que empiezan y terminan donde empiezan la libertad del prójimo. Aquí el Ayuntamiento trataba de compaginar los intereses en cuestión", ha concluido.