Ruidos y grietas por el paso del tren en Las Rozas

Cada siete minutos se repite la pesadilla. Los vecinos de Las Rozas están hartos de la alta contaminación acústica que sufren en sus hogares como consecuencia del paso del tren de cercanías. Más de doscientos cincuenta residentes están preocupados por su salud y por el estado de sus casas. Grietas y otros daños de consideración provocados por las vibraciones de los trenes que pasan tan solo a unos metros de sus domicilios. Reclaman a Adif que los cercanías reduzcan su velocidad cuando pasan cerca de sus casas.

Los vecinos achacan el problema al cambio de traviesas en las vías. Denuncian que soportan niveles de ruido superiores a los que marca la Ley del Ruido: 55 decibelios por la manaña, 45 por la tarde. Reclaman mediciones y no descartan emprender acciones legales.

El Partido Popular de Las Rozas presentará una moción en el próximo pleno para exigir a Renfe que los trenes no pasen a más de 50 kilómetros por hora por la ciudad, tras los problemas de ruido denunciados por los vecinos de la zona del Torreón. Por su parte el grupo municipal de Ciudadanos en Las Rozas ha reclamado una medición urgente para los problemas de ruido y vibraciones provocados por el paso de los trenes. Adif asegura a Telemadrid que se ha comprometido con el ayuntamiento de Las Rozas a realizar estudios y comprobaciones en sus casas para solucionar el problema.