Robaba casas escalando por los conductos de gas y con los dueños dentro

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid a un hombre de 41 años de edad y de nacionalidad albanesa como presunto autor de al menos seis robos en viviendas con moradores a las que accedía mediante el método del "escalo", según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado.

El portavoz de la Policía Nacional de Madrid, Pablo Martínez, ha asegurado que el presunto ladrón fue sorprendido "in fraganti" cuando intentaba huir tras el robo en una vivienda situada en el distrito de Chamberí. "Accedía a través de los patios interiores de los inmuebles a través de los conductos de gas o los tubos extractores, escalaba hasta las viviendas que podían tener las ventanas o las terrazas abiertas, aunque no dudaba en forzar alguna de ellas con algún destornillador", ha matizado el portavoz.

"La característica fundamental es que actuaba con sumo sigilo ya que muchos de los propietarios no se daban cuenta del robo hasta pasados unos días", ha añadido Martínez. Una vez en su domicilio realizaba un profundo examen de los objetos robados, generalmente joyas y relojes, y los ocultaba "dentro de una caja en el buzón de correspondencia de su domicilio tras papeles de publicidad" para evitar que fuesen descubiertas ante un posible registro policial.

SORPRENDIDO CUANDO INTENTABA HUIR DEL LUGAR DEL DELITO

Los agentes actuaron tras recibir el aviso de un vecino del barrio de Chamberí que días atrás había sido victima de un robo en su domicilio y que llamó al escuchar ruidos extraños en el patio vecinal. A su llegada, los policías detectaron la presencia en el lugar de una persona que intentaba huir abriendo la puerta del garaje del inmueble y procedieron a su detención.

El sujeto llevaba cubierto el rostro con un pasamontañas y disponía de un juego de llaves que había sustraído en una de las viviendas, bien para facilitarse el robo en más domicilios del mismo edificio, para huir o para acceder de nuevo a la misma morada.

Tras su detención, se constató que en sus bolsillos portaba gran cantidad de joyas, un destornillador de grandes dimensiones, guantes y un juego de llaves, que los agentes comprobaron correspondían a un domicilio del inmueble que había sido asaltado anteriormente.

En el registro posterior de su vivienda, los agentes hallaron joyas, relojes, ordenadores portátiles, teléfonos móviles y cámaras fotográficas. Además, también encontraron herramientas que utilizaba para cometer los delitos (guantes, destornilladores, palancas y linternas) junto con un medidor electrónico que comprueba la pureza del diamante.

"Cuenta con numerosos antecedentes policiales por delitos fundamentalmente contra el patrimonio y actualmente se encuentra en prisión", según ha informado el portavoz de la Policía Nacional de Madrid.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de distrito de Chamberí, adscrito a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.