El Retiro, la Quinta de los Molinos, Torre Arias, Capricho y la Rosaleda permanecen cerrados

El Retiro, la Quinta de los Molinos, Torre Arias, El Capricho y el Paseo de la Rosaleda permanecen cerrados para revisar la situación del arbolado y retirar los árboles y ramas caídas, ha informado la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, en rueda de prensa, donde ha informado de que los Jardines de Sabatini y el parque de Fuente del Berro sí han abierto.

El Consistorio ha explicado que las inclemencias meteorológicas sufridas en marzo han afectado de forma importante al arbolado de las calles y zonas vedes de la ciudad.

El agua acumulada ha reblandecido el suelo, lo que unido a las fuertes rachas de viento ha producido la caída y vuelco de árboles por toda la ciudad, afectando especialmente a las coníferas, y más concretamente al pino piñonero, como el que fue arrancado el sábado por la acción del viento en el Retiro causando la muerto a un niño de cuatro años.

Desde el viernes por la noche se han producido 357 incidencias. Las fuertes rachas de viento causaron la caída o el tronchado de 290 árboles y 67 ramas.

En parques históricos, singulares y forestales, los árboles caídos fueron 38 --13 en El Retiro y 25 en el resto de parques--, 5 árboles fracturados y 17 ramas grandes caídas.

En el resto de la ciudad el balance es de 247 árboles y 50 ramas caídas, además de varios árboles torcidos e inclinados.

EL AYUNTAMIENTO, ABIERTO A REVISAR EL PROTOCOLO DE ACTUACIÓN POR EL VIENTO EN EL RETIRO

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, se ha mostrado abierta a revisar el protocolo de actuación en El Retiro en caso de emergencia meteorológica de 2016, tras la muerte de un niño de cuatro años en este parque por la caída de un árbol el sábado pasado.

De esta forma lo ha expresado en una rueda de prensa junto a la directora general de Gestión de Agua y Zonas Verdes, Beatriz García, y el concejal del distrito de Retiro y delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Ignacio Murgui, para hacer balance de la situación del Retiro y del arbolado de la ciudad.

"No descartamos ninguna posibilidad. Estamos hablando ya con técnicos, profesionales y trabajadores", ha asegurado Sabanés, al ser preguntada por la revisión del protocolo. La delegada de Medio Ambiente ha destacado que una modificación y un protocolo intenso significa muchos más cierres del parque y ha subrayado que si es necesario el cierre de dos días, como se ha hecho, para revisar todo el parque, se hará.

"No estamos cerrados en absoluto, sino todo lo contrario. Estamos abiertos a las alternativas que ofrezcan profesionales y técnicos", ha insistido Sabanés, quien se ha mostrado a favor de estudiar la propuesta de balizar determinadas zonas de pinos, como plantean algunos expertos.