Ramón y Cajal: paran un Cercanías para hacer pintadas y apedrean a su conductor

Un grupo de jóvenes ha accionado el freno de emergencias de un tren de Cercanías, cuando apenas había salido de la estación Ramón y Cajal, para impedir que reanudara la marcha con objeto de realizar pintadas en el exterior de los vagones.

Según ha explicado un portavoz de Renfe, los hechos se han producido poco antes de las 15 horas cuando el grupo de jóvenes ha accionado este dispositivo para detener el tren y realizar pintadas bajando del mismo.

El tren que hacía el recorrido Chamartín, Las Rozas y Príncipe Pío, ha sido detenido a la salida estación de Ramón y Cajal, justo debajo de un puente por el que han accedido a las vías y por el que huido después los grafiteros, uno de los cuales cubría su rostro con un pasamontañas.

Las pintadas han sido realizadas por varios chicos provistos de botes pintura en aerosol mientras que otros grababan con una cámara y con teléfonos móviles.

La acción ha sido muy rápida, ya que la acción de pintar ha durado unos cinco minutos y el tren ha estado detenido en las vías alrededor de un cuarto de hora antes de reanudar la marcha.

Desde Renfe han explicado que los jóvenes han lanzado algunas piedras al conductor cuando éste les recriminaba su actitud.

No obstante, tanto el operario como los viajeros no han sufrido ningún daño ni ha habido riesgo para su integridad física.