La finca Quinta Torre Arias abre sus puertas a los vecinos

La finca Quinta Torre Arias abre simbólicamente este domingo, a la espera de resolver los "flecos judiciales y normativos" y de la adecuación de las instalaciones para que pueda ser utilizada con seguridad, ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

La apertura simbólica es un "reconocimiento al tesón vecinal que ha permitido su conservación". Consistirá en un acto oficial en el que se abrirán las puertas de la calle Alcalá y se permitirá la entrada del público.

En una zona de sombra para aplacar el calor, los representantes municipales explicarán la importancia patrimonial de la Quinta y agradecerán a los vecinos de San Blas-Canillejas su afán por mantener el patrimonio de su distrito.

El Consistorio ha destacado que ha sido el movimiento vecinal del distrito de San Blas-Canillejas el que ha conseguido hacer realidad una reivindicación por la que han peleado los últimos años, la apertura al público de la Quinta de Torre Arias.

Será "dentro de unos meses" cuando este espacio de 18,6 hectáreas y cuyo origen se remonta al siglo XVI se abrirá definitivamente al público.

La Quinta de Torre Arias es una gran finca nobiliaria. En una zona alta, atravesada por dos arroyos y con unos jardines que reflejan el devenir de la hacienda durante los últimos siglos, se alza un singular palacio de unos 200 metros de fachada. A esta edificación se suman, formando un gran patio, cuadras, vaquería, pajares, horno, con tinajones para el aceite o el grano, y unos frontales con numerosos portalones protegidos por estructuras de madera singulares.