Queman dos furgonetas aparcadas en la calle Buendía de Madrid

Dos furgonetas han sido quemadas en Entrevías, cuando estaban aparcadas en la calle Buendía a la altura del número 34. Las llamas se desataron por la noche y los vecinos llamaron a los bomberos asustados por las explosiones y por la altura de las llamas, ya que los vehículos estaban aparcados cerca de las fachadas de las viviendas y el fuego amenazaba balcones y ventanas. Los bomberos lograron apagar el fuego rápidamente.

El fuego se inició en el vehículo de menores dimensiones, pero ambas furgonetas han quedado completamente calcinadas. Se da la circunstancia de que ambas pertenecen al mismo dueño, el propietario de un bar, frente al que estaban aparcadas, y que ha perdido su medio de trabajo, además de no explicarse lo sucedido.

UN PIRÓMANO SUELTO

La opinión mayoritaria de los vecinos es que el fuego ha sido provocado. La Policía investiga ahora las causas, pero muchos vecinos tienen claro que hay un pirómano suelto en Entrevías, ya que no es la primera vez que se queman vehículos.

En efecto, en los últimos meses han ardido en esta zona más de 30 vehículos y en todos los casos el fuego fue intencionado. Concretamente, en la calle Vizconde de Arlesón ardieron recientemente cuatro coches, todos ellos quemados por la noche. Las dos furgonetas han quedado completamente calcinadas.

ARRASADA UNA VIVIENDA EN USERA

El fuego ha arrasado por completo una vivienda en la que estaban haciendo una reforma en el barrio de Usera.

Dos obreros y el dueño del inmueble se encontraban dentro del piso y por fortuna ninguno resultó herido. Los vecinos del inmueble, alarmados por las llamas y la humareda, salieron a la calle "con lo puesto" y llamaron a los bomberos.

Los efectivos no tardaron en llegar y controlaron el incendio impidiendo que el fuego se propagara a las viviendas colindantes.