'Proyecto Esperanza, apoyo integral para mujeres víctimas de la explotación

En la Comunidad de Madrid existen dos centros con programas de específicos para las mujeres que han sido víctimas de la explotación sexual. Allí, no sólo están a salvo de las redes de tráfico, si no que reciben formación y asistencia continuada durante el tiempo que lo necesiten. Telemadrid ha visitado uno de esos centros, el Proyecto Esperanza.

El Proyecto Esperanza, a cargo de la Congregación de Religiosas Adoratrices, desarroola un programa de apoyo integral para mujeres víctimas de la explotación principalmente en la prostitución. También apoya a mujeres víctimas de la explotación en el servicio doméstico, matrimonios serviles, trabajos forzados u otras en condiciones de esclavitud.

El Proyecto cuenta con un equipo multidisciplinar de profesionales. Lo conforman abogadas, educadoras, trabajadoras sociales, mediadoras interculturales, psicólogas, etc. Proyecto Esperanza-Adoratrices denunció este viernes que la trata de mujeres con fines de explotación es una forma extrema de violencia contra las mujeres.

Según Eurostat, el 80% de las víctimas en la Unión Europea son mujeres y niñas, mientras que el 70% de los presuntos autores del delito de trata son varones. Según Ana Almarza, directora del proyecto, "la trata de personas tiene una especial incidencia en mujeres y niñas, está directamente relacionada con la discriminación, la violencia y la desigualdad en el acceso a derechos y oportunidades entre hombres y mujeres".

Esta organización apunta también a que esta forma de violencia "tiene un impacto grave sobre la salud integral de las víctimas", por lo que para facilitar la recuperación integral "es fundamental abordar los síntomas postraumáticos y los sentimientos de estigmatización, culpa y vergüenza que genera".

El departamento de salud del Proyecto Esperanza-Adoratrices ofreció en 2015 apoyo integral a 41 casos de mujeres víctimas de trata en situación de extrema vulnerabilidad.