Prisión provisional para el kamikaze de la M-50 que mató al joven Víctor

Los testigos ratifican que el kamikaze de la M-50 que mató a un joven se dio la vuelta y condujo a gran velocidad
Imagen provocado por el kamikaze de la M-50

La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado la prisión provisional de Kevin C.B. como presunto responsable de la muerte de un joven que conducía el pasado 15 de septiembre por la M-50 a la altura de Coslada, Madrid. Su coche fue embestido por el del acusado, que circulaba en dirección contraria, bajo los efectos del alcohol y a 200 km/h.

Investigan si el kamikaze de la M-50 estaba grabando sus maniobras con el móvil

Kevin C.B. está siendo investigado por supuestos delitos de homicidio doloso, conducción temeraria e ir contra la seguridad vial. Esto lleva consigo una pena privativa de libertad superior a los dos años, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El kamikaze conducía bajo los efectos del alcohol y a 200 km/h

La resolución destaca que el acusado conducía bajos los efectos del alcohol, con unos resultados de 0,92 y 0,84 miligramos de alcohol por litro de aire expirado en la primera y segunda pruebas, respectivamente.

El kamikaze de la M-50 que mató a Víctor pide salir de prisión

Añade que circulaba a una velocidad aproximada de 200 kilómetros por hora y en sentido contrario al permitido, según las declaraciones de los testigos, que vieron cómo frenó en seco y cambió intencionadamente de dirección.

De esta forma "puso en riesgo a varios conductores con absoluto desprecio a la vida de los mismos hasta impactar contra el vehículo de un joven de 20 años, que murió en el acto debido al brutal impacto", agrega la Sala.

"La gravedad del delito resulta innegable", señalan los magistrados

"La relevancia de la gravedad del delito resulta innegable" para los magistrados y por tanto también lo es la pena que en su caso se le impondría con lo que "cabe presumir la tentación de la huida".

La resolución señala que la medida de privación de libertad resulta conveniente "para evitar la ocultación, destrucción o alteración de pruebas" mientras continúe la investigación que se está llevando a cabo acerca de lo sucedido el día de los hechos.