Prisión provisional para el detenido por esconder explosivos en Madrid

Explosivo5_boadilla
Explosivo5_boadilla |Policía Nacional

La titular del juzgado de instrucción número 25 de Madrid ha decretado prisión provisional para el detenido el pasado domingo por esconder sustancias explosivas y manuales de fabricación de explosivos en un hostal del centro de Madrid, quien ha declarado que su intención era suicidarse.

En un auto, fechado ayer, la juez Marta Pérez Arroyo le imputa un delito de tenencia de explosivos y acuerda también que, dado el cuadro clínico del detenido -Alberto R.M., de 48 años-, antes de entrar en prisión debe ingresar en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid en calidad de preso custodiado para ser sometido a tratamiento médico.

El arrestado, en su declaración ante la policía y en presencia judicial, manifestó que su intención había sido buscar información en internet para fabricar un explosivo con el que suicidarse.

Tras su declaración, el médico forense del juzgado que le reconoció ha emitido un informe en el que indica que en caso de "ir a prisión se hace necesario su ingreso hospitalario previo para tratamiento y establecimiento de su cuadro clínico".

La resolución judicial señala que queda acreditado que el detenido poseía en la habitación que el mismo ocupaba en el hostal sustancias explosivas, inflamables, incendiarias o asfixiantes, entre ellas diversas cantidades de nitrato potásico, azufre y polvo de carbón, algunas ya mezcladas en una botella de 1,5 litros.

Además, la Policía encontró en el registro una pistola, un mortero, dos arpones de submarinismo, varios petardos y diversa documentación, entre la que figuraba un manuscrito en el que se leía "Bombas y Explosivos Caseros", además de otros documentos conseguidos a través de internet con información sobre cómo fabricar artefactos explosivos.

La juez ha remitido también al Hospital Gregorio Marañón el informe médico forense del imputado y pide al centro hospitalario que le comunique la fecha en que se le dé el alta y sea ingresado en la cárcel.