Preparativos en Sol para las campanadas del fin de año

Preparativos para la Nochevieja 2017
Preparativos para la Nochevieja 2017 |Telemadrid

El relojero de la Puerta del Sol, Jesús López, ha señalado este sábado que a pocas horas del cambio de año, la sensación que tiene es de tranquilidad ya que su equipo ya ha realizado todas las comprobaciones de transmisiones, engrases y cuadraturas necesarias para que el 31 de diciembre la maquinaria marque puntualmente, con la sonoridad correcta y para toda España, el paso a un año nuevo, el 2018.

En declaraciones a Europa Press Televisión, el relojero ha explicado que cada semana del año suben hasta el torreón de la Real Casa de Correos para elevar las pesas y ver que todo funciona correctamente. Por este motivo, ha añadido que cuando se acerca la fecha de 'las campanadas' suelen tener todo el trabajo hecho y no hay sensación de riesgo ante posibles problemas.

No obstante, y para evitar imprevistos, la noche del 31 de diciembre los relojeros encargados del mantenimiento estarán presentes en la plaza. Primero, a las 23.00 horas, se ubicarán en cada esquina de la Puerta del Sol para comprobar que el sonido llega a todo el perímetro. Luego subirán al torreón para realizar las

últimas comprobaciones, ver cómo cae la bola y escuchar allí las doce campanadas.

López, ha indicado que ese momento, justo antes de que suene la primera campanada, es "especial": "El vocerío se escucha desde aquí, luego se hace el silencio y tras la última campanada viene la explosión de júbilo, es una sensación fantástica".

Este relojero, que asegura que la vista y el pulso son sus mejores armas, lleva afinando el reloj de Sol desde hace ya veinte años. Preguntado por la cantidad de anécdotas que pueden haberle ocurrido en todo este tiempo, López, sorprendentemente, señala que la mayor anécdota es que no las hay. No hay espacio para la improvisación o el susto porque "cuando hay algún defecto, se rehace o se repara".

Tal y como ha explicado, el reloj fue un regalo a la Villa de Madrid de José Rodríguez de Losada, un relojero español instalado en Regent Street (Londres). Según López, este relojero era liberal y tuvo que huir de España por ese motivo reinando Fernando VII. De hecho, fue perseguido por el que fuera el padre del escritor José Zorrilla.

Después de triunfar en Londres con su negocio, y tras regresar al cabo de los años a Madrid, se percató de que el reloj de la Puerta del Sol, que en ese momento era el de la Iglesia del Buen Suceso, dejaba bastante que desear, por lo que propuso construir uno nuevo y regalarlo a la Villa y Corte. El 19 de marzo de 1866 se inaugura, coincidiendo con el cumpleaños de Isabel II, conocida como la 'reina castiza'.