Preocupados por la plaga de nidos de procesionarias del monte Abantos