Practicada la primera rueda de reconocimiento con el pederasta de Ciudad Lineal

El juzgado que instruye el caso del presunto pederasta de Ciudad Lineal ha celebrado hoy la primera rueda de reconocimiento para que las víctimas identifiquen al supuesto agresor, Antonio Ortiz. Ha participado en esta primera rueda de reconocimiento una menor de origen chino, según han informado fuentes jurídicas, que no han aportado más detalles sobre la misma.

En principio, hoy no está previsto que se lleven a cabo más pruebas de identificación, sino que continúen mañana con al menos otras dos menores. Habitualmente en las ruedas de reconocimiento participan el detenido junto con al menos cuatro hombres de características similares, que son colocados junto a él, con números sobre su cabeza, para que las víctimas señalen a su agresor.

En ningún caso las víctimas, y especialmente si son menores, ven en persona a su agresor, sino que suelen identificarle desde una sala contigua, tras un cristal que para el detenido es un espejo.El arrestado como presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, ha sido trasladado esta mañana a los juzgados madrileños de Plaza de Castilla para la práctica de esta diligencia judicial.

Ortiz ha llegado pasadas las 09.00 horas en un furgón de la Guardia Civil que lo ha conducido desde la prisión de Soto del Real, en la que permanece desde el 26 de septiembre.

En la puerta de acceso al Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid, que instruye el caso, se han instalado varios biombos para impedir la visión del interior y de las personas que han accedido al mismo a lo largo de la mañana.

Entre éstas figuran una traductora de chino, así como varias personas de este origen.Sobre las doce y media se ha sabido que la primera rueda de reconocimiento había finalizado y que, en principio, no habrá más.No obstante, a las dos de la tarde los biombos continúan desplegados en la puerta del Juzgado de Instrucción 10.

Fuentes policiales adelantaron hace días que esta semana se llevarían a cabo las ruedas de reconocimiento y también una reconstrucción de los hechos con al menos una de las menores.Sin embargo, el abogado del arrestado presentó un escrito para que se impugnasen las ruedas de reconocimiento, ya que en su opinión quedarían invalidadas porque la imagen de Ortiz se ha difundido en la prensa.

La Policía le atribuye abusos sexuales a cinco menores y tres intentos y le imputa dieciséis delitos, entre ellos dos de tentativa de homicidio por narcotizar a dos de las niñas poniendo en peligro su vida. Ortiz se negó a declarar tanto ante la Policía como ante la jueza que le envió a prisión.

PREOCUPACIÓN EN EL PODER JUDICIAL POR LA DIFUSIÓN DE IMÁGENES DEL PEDERASTA

El Consejo del Poder Judicial estudia un escrito en el que se pone de manifiesto la preocupación de sus vocales por la "gravísima" violación de la presunción de inocencia del sospechoso de ser el pederasta de Ciudad Lineal, cometida al difundirse su imagen "desde el Ministerio de Interior".

La Comisión Permanente del órgano de gobierno de los jueces estudiará mañana el escrito, promovido por varios de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y probablemente lo aprobará para poner de manifiesto el valor de la presunción de inocencia del imputado. "Recientemente se ha producido la detención de un supuesto pederasta por hechos que se habrían cometido en Ciudad Lineal, lo cual ha generado un gran despliegue mediático. Ciertamente se trata de hechos especialmente graves, que generan de manera lógica una enorme preocupación en la sociedad", comienza diciendo el escrito, al que ha tenido acceso Efe.

Pero en modo alguno ello "puede justificar la exposición pública de la persona detenida y su presentación en los medios en términos que parecen presumir la autoría de los hechos imputados", agrega el escrito, que añade: "Y ello resulta especialmente grave si se tiene en cuenta que las imágenes y datos se han difundido desde el Ministerio del Interior". "Convertir la fase previa del proceso penal en una suerte de casa de cristal no es un valor democrático ni una garantía de transparencia de la justicia. Es, llanamente, una violación gravísima de nuestro sistema de valores", advierte.