La Policía visiona los vídeos para localizar al asesino de Jimmy

La Policía Nacional continúa con el análisis de las imágenes de la reyerta del pasado domingo entre aficionados radicales del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña para identificar al autor o autores de la muerte del aficionado deportivista de 43 años.

Fuentes policiales han explicado a Efe que la operación sigue abierta y que se cree que entre los 21 detenidos que han pasado esta tarde a disposición judicial no se encuentra el responsable o responsables directos de los golpes que causaron la muerte de Francisco Javier Romero Taboada.

Los detenidos por la reyerta del domingo entre aficionados radicales del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña, en la que murió el hincha deportivista Francisco Javier Romero Taboada, han comenzado a prestar declaración judicial a las 18:25 horas, han informado fuentes jurídicas.

La juez del Juzgado de Instrucción número 34 de Madrid, María del Coro Martínez, tomará declaración a todos los arrestados a lo largo de la tarde y después dictará un auto en el que decidirá si adopta medida cautelares contra los detenidos, según las fuentes.

Los arrestados, que han permanecido dos días en dependencias policiales, fueron conducidos a las 13:40 horas en cuatro furgones que iban escoltados por otros vehículos policiales a su entrada en la sede judicial de Plaza de Castilla de Madrid.

Su declaración no ha arrancado hasta horas después debido a que la fiscal ha pedido estudiar el atestado policial antes de que comenzarán a declarar los acusados.

Los detenidos han sido puestos a disposición judicial acusados de riña tumultuaria y algunos de ellos de atentado contra agente de la autoridad, según fuentes policiales.

Seis de los detenidos ya contaban con antecedentes por lesiones, robos con violencia, daños, robos con fuerza, desórdenes públicos y amenazas. También se identificó a 90 personas en la reyerta.

Finalmente, de los 21 arrestados, 14 de ellos pertenecen a la peña de los Riazor Blues, cuatro al Frente Atlético, dos a los Bukaneros del Rayo Vallecano y uno del Alcork Hooligans, según han confirmado las mismas fuentes de la Jefatura.

Algunos familiares de los detenidos se han desplazado hasta los juzgados para tener noticias de los jóvenes arrestados, ya que no saben nada de ellos desde que participaron en la reyerta en las cercanías del estado Vicente Calderón.

Cerca de los juzgados los periodistas han podido ver esta mañana a un pequeño grupo de jóvenes con estética radical, si bien no han querido hablar ni explicar a qué detenidos apoyan.

La Policía Nacional y la Policía Municipal han desplegado algunos agentes y unidades de antidisturbios en los juzgados madrileños.

La madre de uno de los jóvenes del Riazor Blus detenido el pasado domingo tras la reyerta con ultras del Atlético de Madrid, en la que murió un aficionado deportivista, ha deseado hoy que disuelvan este grupo radical tras condenar los hechos ocurridos cerca del estadio Vicente Calderón.

"Espero que los disuelvan", ha dicho la mujer a los periodistas, a las puertas de los juzgados madrileños de Plaza de Castilla, tras reconocer que su hijo pertenece al grupo de radicales del Depor y expresar su "repulsa por lo que ocurrió el domingo".

La mujer, de nombre Esther, acudió hoy a las inmediaciones de la sede judicial para interesarse por su hijo, un joven de 25 años llamado Alberto, con el que habló por última vez el domingo tras la reyerta.

El joven llamó a la madre por teléfono y le dijo lo que había ocurrido y que se encontraba con el fallecido en el hospital, donde posteriormente fue detenido por su supuesta participación en los incidentes. "¡Mamá, se muere, se muere, pero yo estoy bien!", fue la frase que el detenido le dijo.

La madre del aficionado ha explicado a la prensa que su hijo es diabético y que no sabía si había tomado la medicación. Tras expresar su condena rotunda a lo sucedido el domingo, Esther ha pedido a los periodistas que hablen también de los ultras del Atlético de Madrid y no solo de los del Deportivo.

LA POLICIA IDENTIFICA A DOS ASISTENTES AL DUELO POR AGREDIR A UN CAMARA

La Policía ha identificado a dos personas tras enfrentarse a un cámara de televisión en la puerta del tanatorio donde se encontraba el cuerpo de Francisco Javier Romero, Jimmy, el ultra del Deportivo que falleció el domingo durante la reyerta de radicales de este equipo y el Atlético de Madrid.

Según han informado fuentes policiales, el incidente ha ocurrido cuando el féretro del fallecido salía del tanatorio norte de Madrid para ser conducido a la Coruña.

En ese momento, una persona que acompañaba a la familia del fallecido se ha encarado con un cámara de televisión que grababa en ese momento la salida del coche fúnebre.

Inmediatamente, agentes de la Policía, que se encontraban desplegados en el exterior del tanatorio, han decidido identificarle a esa persona y a otra que le acompañaba.

EL CADAVER DE FRANCISCO ROMERO YA ESTA EN LA CORUÑA

El cadáver de Francisco Javier Romero Taboada ha llegado a las 17:15 horas al tanatorio de A Coruña, donde esperaban familiares y amigos.

Jimmy, que tenía dos hijos, uno de corta edad, y era natural de A Coruña, recibirá sepultura mañana, miércoles, a las 17:00 horas en el cementerio coruñés de Feáns, hacia donde saldrá su cadáver treinta minutos antes, justo cuando finalice la misa que se celebrará en la capilla del tanatorio Albia a las 16:00 horas.

El coche fúnebre, del Tanatorio Norte de Madrid, accedió al Tanatorio Albia de A Coruña, por el acceso posterior a la entrada principal del recinto.

Dentro del tanatorio coruñés, donde se ha instalado la capilla ardiente, una veintena de familiares y amigos, visiblemente emocionados, aguardaban la llegada de los restos mortales del seguidor del Deportivo.

En las inmediaciones al tanatorio, una decena de cámaras de televisión, fotógrafos y periodistas cubrieron la llegada del cadáver del aficionado del Deportivo, que previsiblemente será enterrado mañana en el cementerio coruñés de Feáns.

En las puertas principales de Albia se situaron dos furgones con efectivos de la Policía Nacional que se mantuvieron alerta por si se producían incidentes como los de esta mañana en Madrid.

Allí, la Policía identificó a dos personas tras enfrentarse a un cámara de televisión en la puerta del Tanatorio Norte, donde se encontraba el cuerpo de Francisco Javier Romero y desde donde ha viajado a Galicia, han informado a Efe fuentes policiales.

Jimmy, natural de A Coruña, falleció el domingo como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico con hemorragia y el estallido del bazo por un golpe provocado posiblemente por una barra de hierro, según determinó la autopsia que le practicaron este lunes.