La Policía rescata a un hombre que quedó atrapado en un incendio dentro de su vivienda

La Policía rescata a un hombre que quedó atrapado en un incendio dentro de su vivienda

Un grupo de agentes de la Policía Nacional ha salvado la vida a un hombre de 63 años, que había quedado inconsciente por el humo causado por un incendio en su vivienda situada en el madrileño barrio de Villaverde. La intervención policial fue clave para rescatar a la víctima dado que los agentes tuvieron que formar una cadena humana y reptar hasta el salón del inmueble, donde finalmente rescataron a la víctima que estaba inconsciente bajo una mesa y padecía síntomas de intoxicación por los gases originados por la combustión.

Los hechos acaecieron la pasada madrugada (sobre las 03:30 horas) tras varios avisos que alertaban de un incendio en un inmueble situado en la calle Calamocha (Villaverde), ante lo cual rápidamente se desplazaron a la zona varios radiopatrullas de seguridad ciudadana, que constataron que las llamas se encontraban activas.

Según informa la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, los vecinos allí presentes aseguraron a los agentes que la vivienda estaba habitada por, al menos, una persona y que ésta pudiera estar atrapada en el interior.

Los policías fracturaron una ventana para poder visionar el interior pero la gran cantidad de humo que salía les impedía divisar alguna posible víctima. Ante la posibilidad de que pudiera haber alguien atrapado, y al tiempo que desalojaban al resto de vecinos, derribaron la puerta principal del domicilio.

'CADENA HUMANA' PARA SALVARLE LA VIDA

La vivienda estaba invadida por el humo que salía al exterior dificultando enormemente la visión y respiración si bien los agentes dada la urgencia decidieron realizar una cadena humana y acceder al inmueble aprovechando el vacío de humo de menos de treinta centímetros de altura desde el suelo.

Los cuatro agentes que accedieron a la casa lograron localizar a un hombre inconsciente debajo de una mesa y entonces procedieron al rescate tirando de un extremo de la cadena para intentar sacar al hombre del inmueble. Con la ayuda del resto de los agentes pudieron sacar a la víctima al exterior y cerrar la puerta a la salida para evitar la propagación de las llamas.

Una vez en el exterior, comprobaron que la víctima se encontraba en parada cardiorrespiratoria y por ello hasta tres agentes se relevaron para practicar las necesarias maniobras de reanimación hasta la llegada de las unidades sanitarias de emergencia.

Tras una primera asistencia médica, la víctima fue trasladada hasta un centro hospitalario con quemaduras severas por todo el cuerpo. A la vez, dotaciones de bomberos acudían al lugar y sofocaron totalmente el incendio. Ninguno de los agentes resultó herido, si bien todos ellos fueron asistidos debido a la gran cantidad de humo que habían inhalado en el interior de la vivienda.