Macrorredada policial en “la Babilonia del Sexo” contra la prostitución

Cinco detenidos en una operación contra la explotación sexual en pisos de Madrid
Cinco detenidos en una operación contra la explotación sexual en pisos de Madrid
Macrorredada policial en “la Babilonia del Sexo” contra la prostitución

La Policía Nacional está llevado a cabo una operación en Madrid contra la explotación sexual de mujeres en pisos de Madrid, en la que ya se ha detenido a cinco personas y están previstos más de veinte registros. El objetivo es liberar a entre 30 y 40 mujeres que eran obligadas a ejercer la prostitución y eran alojadas en pisos de dos inmuebles del Paseo de las Delicias, muy cerca de la Plaza de Legazpi.

Concretamente, la Policía ha acordado la zona comprendida entre los números 127 y 133 del paseo de las Delicias, los puntos donde precisamente se encuentran dos edificios de cuatro plantas que en losúltimos años en los que se ejercen en todas las viviendas la prostitución, el primero frecuentado por clientes extranjeros y el segundo por españoles, este con persona de seguridad incluida.

Los agentes de la Brigada Provincial de Extranjería, encargados de la operación, han practicado una veintena de registros bajo mandato judicial en la mayoría de las viviendas de estos edificios. Unos pisos en los que además de ejercer la prostitución, las mujeres, la mayoría inmigrantes, viven.

Desde hace tiempo, los vecinos se quejaban del uso que se estaba dando a muchas de estas viviendas. En cada una de ellas vivían 3 ó 4 mujeres víctimas de la explotación sexual.

Además de los registros en esos dos inmuebles, los agentes llevarán a cabo otros fuera de la capital.

La operación está abierta y los agentes esperan que las mujeres, la mayoría de origen sudamericano, colaboren para poder liberar a todas y detener también a sus explotadores.

España es el primer país europeo destino de mujeres y niñas víctimas de explotación sexual. Las rutas que siguen las mafias de trata de mujeres suelen partir del este de Europa, Rumania, Bulgaria y Ucrania, mayoritariamente. También llegan muchas mujeres a España procedentes de Argelia, Nigeria, Mauritania y Senegal.