La Policía coloca los puestos de loteros en la Puerta del Sol

La Policía Municipal ha comenzado a controlar a las loteras de Sol para que no se agolpen a la salida del metro, ni a la puerta de las tiendas. El objetivo es regular los puestos para favorecer la movilidad de la plaza de cara a las Navidades. Desde este martes solo podrán instalarse si tienen contrato con la administración.

Estas medidas son consecuencia de la aplicación del acuerdo alcanzado el pasado mes de junio con la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) junto con la Asociación de Comerciantes de las calles Preciados, Carmen; Arenal y Adyacentes (APRECA), mediante el cual todos los vendedores deberán contar con un contrato de colaboración con alguna administración de loterías del Estado y acreditarlo.

Así, a partir de este martes la Policía lleva a cabo un control exhaustivo tras el cual elaborará una «lista de afiliación» con todos los loteros que hayan demostrado estar en posesión del citado contrato; éstos, además, serán ubicados en la plaza de manera que no dificulten el paso de los transeúntes ni el acceso a las administraciones próximas.

Esto quiere decir que, por el momento, el Ayuntamiento desecha aquella primera propuesta de limitar de forma cuantitativa los puestos instalados en Sol, siendo que ahora el límite lo pone «el mejor aprovechamiento de la vía pública», algo que, por tanto, «queda a criterio de la Policía».

Castaño explicó durante la presentación del acuerdo que lo que se pretende es “evitar algunas malas prácticas y vacíos de legalidad que había hasta ahora". El objetivo es poder garantizar la seguridad en una de las zonas más abarrotadas en Navidad, evitar taponamientos en el Metro y acabar con la venta de décimos robados.

La Policía, por su parte, ha elaborado un plan para ubicar, del 15 de noviembre al 8 de enero, a los vendedores de forma que no dificulten el paso de peatones y guarden las distancias pertinentes con las administraciones de loterías próximas a la puerta del Sol. No hay un número concreto de loteros admitidos, porque “lo importante es la seguridad, no establecer un número máximo".

Aun así, desde APRECA calculan que en la pasada campaña fueron más de 200 los puestos de lotería que se establecieron en la plaza. Por su parte, los vendedores no van a pagar un canon por usar suelo público para la venta, tal y como deben hacer los demás comerciantes.