La Policía detiene a 5 personas acusadas de robar en chalés de lujo de Madrid y Toledo

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas acusadas de robar en al menos diez en chalés de lujo de Madrid y Toledo, aunque se sospecha que pueden haber perpetrado hasta medio centenar de robos.

Según la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los cinco arrestados - dos hombres y tres mujeres - son de origen latinoamericano y se les imputan diez robos por el momento, aunque podrían haber perpetrado hasta medio centenar en las provincias de Madrid y Toledo. La Policía se ha incautado de numerosas joyas robadas y de las armas que utilizaban los ahora detenidos.

Los ladrones accedían siempre a las viviendas cuando sus moradores estaban ausentes, en general entre las 14:00 y las 22:00 horas, después de forzar puertas y ventanas.

Utilizaban inhibidores de frecuencia para inutilizar las alarmas de las viviendas y ahuyentadores electrónicos de perros.

En el momento de perpetrar los robos llevaban folletos publicitarios para disimular su presencia si eran sorprendidos.

La investigación se inició en enero pasado, después de que la policía constatara la alta actividad de un grupo de individuos, que prácticamente a diario, asaltaba viviendas de lujo preferentemente de tipo unifamiliar.

Cada integrante del grupo tenía una misión concreta dentro de la organización, de modo que los dos hombres forzaban las puertas o ventanas con gatos hidráulicos o destornilladores.

Las mujeres vigilaban en las cercanías del domicilio asaltado con el fin de alertar de la presencia de los propietarios, vecinos o la propia Policía y también custodiaban los efectos sustraídos para posteriormente venderlos en casas de compra-venta de joyas o establecimientos de segunda mano.

Las detenciones se han llevado a cabo hace unos días y han sido complementadas con varios registros en los domicilios de los arrestados, en Madrid y Getafe.

Allí los agentes se incautaron de joyas, relojes, teléfonos móviles, perfumes, aparatos electrónicos, dos pistolas simuladas y botes de gas paralizantes, así como inhibidores de frecuencia para inutilizar las alarmas de las viviendas, ahuyentadores electrónicos de perros y diversas herramientas.

Los detenidos, de edades comprendidas entre los 26 y 40 años, han sido puestos a disposición judicial. Se les imputa al menos, la comisión de diez hechos delictivos, aunque puedan estar implicados en más de medio centenar de robos en la Comunidad de Madrid y Toledo.