La Policía localiza en buen estado de salud a Bryan, el niño desaparecido el jueves

Agentes de la Policía Nacional han localizado en este miércoles en aparente buen estado de salud a Bryan, el niño de 12 años y nacionalidad ecuatoriana en paradero desconocido desde el pasado día 4, han informado a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid. Según las primeras manifestaciones recogidas por los agentes, el menor abandonó voluntariamente su domicilio y ha estado pernoctando en casa de compañeros de colegio desde el pasado jueves, día en el que su madre interpuso una denuncia por su desaparición en la comisaría de Villa de Vallecas.

De hecho, la madre del niño, Mercedes, había explicado que su hijo pasó la tarde del miércoles 3 de noviembre en casa de un amigo del instituto, y al pedir a la hermana de éste pasar la noche en su casa, empezó a ponerse muy nervioso, motivo que provocó que la joven llamase a la Policía.

Tras hablar con los agentes, el menor se tranquilizó, pero en un despiste de la joven el chico cogió su mochila y salió de la vivienda. Es el último dato que se conocía hasta hoy de Bryan, a quien su madre había regañado el día anterior. "Pero no creo que ésa sea la causa para que un niño se vaya de casa", sostuvo Mercedes, quien aseguró que el menor podría estar sufriendo problemas de adaptación, según le han comentado los psicólogos del centro en el que estudia.

"Le estaba costando mucho porque hacía muchos años que no le veía. Venir aquí, un país nuevo, una familia nueva prácticamente, tiene una hermana pequeña de tres años, todo nuevo", alegó ayer esta madre, que no encuentra motivos para que su hijo haya hecho algo así, con tan sólo 12 años.

LA FAMILIA HABÍA RECLAMADO LA COLABORACIÓN CIUDADANA

Bryan, un niño de 12 años de nacionalidad ecuatoriana y que lleva un año y medio residiendo en España, se encontraba desaparecido desde el pasado miércoles día 3, según denunció ayer su madre, después de que pasara la tarde jugando en casa de un amigo.

El chico cogió su mochila y salió corriendo del domicilio de su amigo. La madre reconoce que le había reñido el día anterior, pero que no considera que éste sea un motivo para desaparecer durante tantos días, por lo que cree que le ha pasado algo.

Al parecer y según las últimas informaciones podrán haberle visto por el barrio de Salamanca. La familia había pedido la colaboración de los ciudadanos para su localización.