La Policía evita una cita sexual entre un pedófilo y una niña de 14 años

POLICIA
POLICIA |Telemadrid

La Policía Nacional ha evitado el encuentro de un pedófilo con una niña de 14 años con la que contactó a través de una red social y con la que había pactado mantener un encuentro sexual a cambio de 150 euros.

El arrestado, un hombre español de 46 años de edad que ha ingresado en prisión por orden judicial, fue detenido en Madrid cuando acudía a la cita con la menor.

La Policía explica que el hombre tenía dos perfiles falsos con los que ofrecía recargas telefónicas a menores de edad a cambio de que le enviaran fotografías con contenido erótico. Los agentes estiman que con el mismo método contactó con una decena de adolescentes más, de entre 14 y 16 años de edad, con la intención de mantener citas con ellas.

La investigación se inició en mayo, cuando la madre de una chica de 14 años puso en conocimiento de la Policía que la menor mantenía conversaciones con un hombre a través de una red social. Además, sospechaba que le había enviado varias fotos de contenido sexual a cambio de recargas telefónicas. Tras las primeras pesquisas los agentes averiguaron que la menor llevaba tiempo chateando con este individuo.

Tras estudiar minuciosamente más de 2.200 conversaciones, que comenzaron en julio de 2012, se verificó que el ahora arrestado solicitó a la víctima varias fotografías pornográficas. La menor llegó a enviar al menos ocho instantáneas a cambio de recargas telefónicas.

Poco después, los investigadores detectaron que este individuo utilizó con las mismas pretensiones otro perfil diferente en la misma red social. La Policía cree que siempre actuaba de la misma manera, enviaba de forma indiscriminada mensajes a través de la web a destinatarios que tuvieran un 'nick' femenino y una edad comprendida entre 14 y 16 años.

Una vez que obtenía respuesta, el detenido verificaba mediante una llamada si reunía las características que buscaba en cuanto a edad y sexo y les realizaba una primera recarga telefónica gratuita. A partir de aquí, se las ingeniaba para que las menores le mandasen fotografías eróticas a cambio de recargas telefónica o envío de dinero.

Cuando se supo los teléfonos con los que realizaba las llamadas, los agentes investigaron las cuentas bancarias del titular de las mismas y se comprobó la existencia de numerosos cargos por recargas en diferentes compañías de teléfono móvil, coincidiendo en fecha y hora con las recargas recibidas en el teléfono de la chica.

En un momento de la investigación, la denunciante informó a los agentes de que este individuo se había puesto en contacto con su hija con la finalidad de mantener relaciones sexuales a cambio de 150 euros. Los investigadores lograron localizarle en una localidad cercana a Madrid donde se disponía a pasar la noche antes de emprender su viaje a la ciudad donde se había citado con la menor.

Asimismo, los policías verificaron que horas antes del encuentro el individuo retiró de su cuenta bancaria 150 euros, por lo que a su llegada a la ciudad, fue interceptado y detenido. Posteriormente, en el registro de su domicilio se intervinieron dos teléfonos móviles, un ordenador portátil, un disco duro interno de 1TB, un disco duro externo, un pendrive y una tablet.

Del material incautado por los agentes se han extraído más de 35.000 conversaciones de chat que están siendo estudiadas y en la que se ha podido comprobar que conseguía amedrentar a las menores para que les enviase también imágenes a través de la webcam. Además les ofrecía una mayor cantidad de dinero en efectivo a cambio de un encuentro sexual.