La Policía estrecha el cerco al pederasta

La Policía estrecha el cerco al "depredador" que ha raptado a varias niñas en el distrito de Ciudad Lineal de Madrid y alrededores. El hermetismo sobre la investigación es máximo, pero se sabe que ya hay un retrato robot, aún no distribuido masivamente, y que las pesquisas avanzan a mejor ritmo.

Ha sido la declaración de la última niña, raptada el pasado viernes y que no fue narcotizada como las dos anteriores, la que ha permitido elaborar un retrato aproximado del "enemigo público número uno" -en palabras de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes- que la Policía no había podido concretar antes.

Ese boceto lo ha elaborado la Comisaría General de Policía Científica y no se va a difundir públicamente, al menos por ahora, según han explicado fuentes policiales que han preferido no dar más detalles sobre este extremo.

Los investigadores son muy cautos y no desvelan si es seguro que este último rapto haya sido perpetrado por el mismo hombre que secuestró a dos niñas en abril y junio, ya que el 'modus operandi' es diferente: no la llevó a un piso y no la bañó para borrar huellas, sino que la retuvo en un coche y menos tiempo.

Probablemente sea el mismo y ha tenido que cambiar su forma de actuar, pero no se puede asegurar al cien por cien, según reiteran a Efe fuentes policiales, que insisten en la necesidad de ser cautos para que no afloren a la luz detalles de una laboriosa investigación en la que los agentes se sienten muy presionados.

SECRETO SUMARIAL

De hecho hoy un juzgado madrileño ha decretado el secreto de las actuaciones relacionadas con el pederasta, lo que da un respiro a la Policía, a la que ha molestado la publicación de informaciones con datos que no habían trascendido ni a los agentes que son ajenos a la investigación.

Si los tres casos de los últimos cuatro meses se atribuyen al mismo pederasta, se puede hablar con toda seguridad un "depredador" que actúa en serie y que lo más probable es que intente atacar de nuevo, según las fuentes.

De hecho, tras los raptos de abril y junio los agentes calcularon que perpetraría otro al final del verano, ya que entre los dos primeros transcurrieron dos meses y estos delincuentes suelen mantener una cadencia determinada. Y el pasado viernes se contabilizó otro caso.

Tras el secuestro del pasado viernes se convocó una "cumbre policial" el sábado en la Jefatura Superior de Policía en la que se acordó reforzar la prevención, sacar más agentes a la calle y comenzar el protocolo para instalar más cámaras de seguridad en puntos estratégicos de la capital.

UNA TREINTENA DE LLAMADAS AL 112

Además la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un protocolo especial de Emergencias 112 para recibir y remitir a la Policía la información ciudadana sobre el pederasta. En las últimas horas los profesionales han recibido una treintena de llamadas relacionadas con este caso.

También ha mostrado su plena colaboración para atrapar al pederasta el Ayuntamiento de Madrid, que hoy ha confirmado que los policías municipales que patrullan los distritos de Ciudad Lineal, San Blas y Hortaleza utilizan ya un pionero sistema de videovigilancia -en fase piloto- que consiste en una cámara adosada al uniforme del agente, para grabar cuando lo consideren necesario.

La actuación del pederasta de Ciudad Lineal ha generado gran preocupación y temor entre los padres madrileños y sobre todo entre los de esa zona de Madrid. Los mensajes y 'whatsapp' corren como la pólvora con supuestas fotos -falsas- del pederasta y del coche que usa.

Esta semana han sido denunciados dos supuestos intentos de rapto en Coslada y en San Fernando de Henares, donde un hombre llamó desde un coche a una niña de 8 años y a una joven de 16. Los investigadores no creen que se trate del pederasta y dudan incluso de que realmente se trate de un pervertido de este tipo.

Todos quieren -queremos- dar y escuchar la noticia de que el "depredador" ha sido arrestado.