La Policía detiene al dueño de las clínicas Funnydent

La Policía detiene al dueño de las clínicas Funnydent

La Policía Nacional ha detenido en Navalcarnero a Cristóbal López Vivar, titular de las clínicas Funnydent, después de cerrar ayer sin previo aviso todas sus clínicas y dejar a pacientes con intervenciones odontológicas sin acabar.

El arrestado fue trasladado a una comisaría de Móstoles, donde permanece, según han informado fuentes policiales. Precisamente, es en Navalcarnero donde Funnydent tiene las oficinas centrales. Varias personas intentaron entrar a la fuerza a esas instalaciones, provocando algunos desperfectos.

Tras el repentino cierre de todas las clínicas ayer jueves, los pacientes han escrito una carta al Defensor del Pueblo en el que denuncian que con ello a la mayoría "les han dejado con tratamientos a medio hacer con las consecuencias graves para la salud que esto conlleva".

"Estos señores han desaparecido de las clínicas de la noche a la mañana y nos han dejado a los pacientes con las bocas medio operadas. Queremos responsabilidades del dueño Cristóbal López Vivar, que ha desaparecido con nuestro dinero y lo que es peor perjudicando nuestra salud", señalan en la misiva, con la que están recogiendo firmas en la plataforma change.org.

LOS MÁS DE MIL AFECTADOS COMIENZAN A ORGANIZARSE

Los más de mil afectados, muchos de ellos madrileños, por el cierre de las clínicas dentales Funnydent han comenzado ha organizarse para paralizar los préstamos e intentar denunciar al propietario de los establecimientos por un delito contra la salud.

Tras el repentino cierre de todas las clínicas, los pacientes han escrito una carta al Defensor del Pueblo en el que denuncian que con el cierre sin aviso de estas clínicas dentales a la mayoría "les han dejado con tratamientos a medio hacer con las consecuencias graves para la salud que esto conlleva".

"Estos señores han desaparecido de las clínicas de la noche a la mañana y nos han dejado a los pacientes con las bocas medio operadas. Queremos responsabilidades del dueño Cristóbal López Vivar, que ha desaparecido con nuestro dinero y lo que es peor perjudicando nuestra salud", señalan en la misiva, con la que están recogiendo firmas en la plataforma change.org.

Los afectados, que esta mañana ya había recogido más de 1.600 de las 2.500 firmas previstas, han pedido amparo al Defensor del Pueblo y han pedido su intermediación para que el propietario de las clínicas sea detenido y condenado por un delito contra la salud pública.

FACUA PREPARA ACCIONES LEGALES

Por su parte, el equipo jurídico de la Federación de Consumidores en Acción (Facua) ha anunciado que su equipo jurídico ya está preparando acciones contra la empresa, propiedad de Cristóbal López Vivar, que tiene nueve centros en Madrid y Cataluña.

Para unirse a la plataforma de afectados sólo hay que rellenar un formulario en esta misma web (cuya dirección es FACUA.org/funnydent). En las redes sociales, FACUA está dando a conocer sus acciones con la etiqueta #afectadosFunnydent. La asociación está recibiendo una avalancha de consultas en su Teléfono del Consumidor, 954 90 90 90, y en sus organizaciones en Madrid y Cataluña.

Funnydent tiene nueve clínicas dentales, propiedad del Grupo Exito Dental 2015 SA, de Cristóbal López Vivar. Siete de los centros están en la Comunidad de Madrid (Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Leganés, Mostoles y Torrejón de Ardoz) y dos en Cataluña (en las localidades barcelonesas de Sabadell y Mataró), ha indicado la asociación.

Las clínicas están agrupadas en dos sociedades. Los centros de Madrid pertenecen a Dental Salud 2012 SL y los de Cataluña a la empresa Catalunya Dental 2014 SL. Al grupo también pertenece la empresa Laboratorio Dental Crisan 2014 SL. La primera clínica se abrió en enero de 2012 en Móstoles.

CONSEJOS A LOS AFECTADOS

Para emprender acciones a fin de recuperar su dinero, Facu aconseja a los afectados que recopilen toda la documentación sobre los tratamientos que habían comenzado en las clínicas Funnydent: los contratos para la prestación de los tratamientos y, en su caso, los de financiación de los mismos, así como los recibos de los abonos realizados.

Los usuarios que estén abonando los tratamientos no concluidos mediante préstamos suscritos a través de las clínicas tienen derecho a paralizar el pago de los mismos y exigir a las entidades financieras la devolución de la totalidad o una parte de las cantidades abonadas, según los casos.

El equipo jurídico de Facua está preparando ya las primeras reclamaciones en nombre de sus socios de pleno derecho que se han visto afectados por el cierre de los centros Funnydent.

Los afectados que reclamen por su cuenta deben remitir a la clínica una reclamación mediante un procedimiento de notificación del que quede constancia --correo con acuse de recibo con el asunto 'incumplimiento contrato'-- exigiéndole el cumplimiento del contrato y, de no producirse, la resolución del mismo con la devolución de las cantidades abonadas y, en su caso, el pago de una indemnización por los perjuicios causados.

Además del escrito a la empresa, los usuarios que estén pagando mediante créditos vinculados tienen que dirigirse también a las financieras de forma fehaciente.

Así, deben notificarles que, ante la interrupción de los tratamientos, dejan de pagar los recibos y reclaman la devolución de las cantidades abonadas, ya sea su totalidad o una parte, en función de que tengan que comenzarlos o no de nuevo en otros centros y el coste que ello vaya a representarles.

FACUA recuerda que la legislación en materia de préstamos al consumo establece que los que se suscriben de forma vinculada a la prestación de un servicio faculta a los usuarios a resolver el contrato ante su incumplimiento, de manera que pueden dejar de pagar el crédito y recuperar todo o parte del dinero ya entregado.