La Policía descarta relación entre la muerte de dos colombianos en los últimos días

La Policía Nacional ha descartado, por el momento y sin perjuicio de avances en la investigación que indiquen lo contrario, que exista relación entre la muerte ayer de un hombre de origen colombiano en Coslada y el hallazgo del cadáver de otro varón de la misma nacionalidad en un coche el pasado día 2.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía, la investigación del homicidio de ayer está abierta y ya se ha tomado declaración tanto a la mujer que acompañaba al hombre que fue tiroteado como a otros testigos.

Los investigadores están a la espera de los resultados de las pruebas recopiladas por la Policía Científica y de la autopsia del cadáver, que se prevé que se practique mañana en el Instituto Anatómico Forense.

El fallecido es Rulber Delgado Riaño, de 38 años y vecino de Parla, quien recibió tres disparos en la cabeza cuando paseaba por la calle San Pedro posterior de Coslada con su pareja, que vive en esta localidad.

Un hombre siguió a la pareja, sacó una pistola del interior de un libro, descerrajó tres tiros a la víctima y huyó a pie.

Por el momento no se ha establecido relación entre este caso y el hallazgo, el pasado día 2 de diciembre, del cadáver, descuartizado, de un hombre de la misma nacionalidad en un coche que había sido llevado al depósito municipal de la grúa del distrito madrileño de Vicálvaro.

Estos hechos se remontan al pasado 29 de noviembre, cuando agentes de la Policía Municipal de Madrid localizaron en una calle de la capital un vehículo "con señalamiento" del Cuerpo Nacional de Policía, es decir "implicado en un hecho delictivo", por lo que el coche fue trasladado al depósito municipal.

Cuando los agentes de la Policía Científica acudieron a inspeccionar el vehículo encontraron en el maletero el cadáver descuartizado de un hombre de nacionalidad colombiana cuya desaparición había sido denunciada en Coslada, sin que por el momento se haya resuelto el suceso.