La Policía descarta la aparición de nuevas víctimas de la "rave" de Getafe

La Policía Judicial de Getafe ha descartado la aparición de nuevas víctimas relacionadas con el consumo de drogas en la 'rave' organizada la madrugada del domingo en un edificio abandonado en Perales del Río, según han informado fuentes de la investigación. Tras la aparición de dos cadáveres y de otro joven hospitalizado de gravedad por el consumo de estramonio, 'speed' y alcohol, los amigos de las víctimas mortales y el propio herido comunicaron a las Fuerzas de Seguridad que los tres habían acudido a una fiesta clandestina en una finca abandonada con más personas.

Por ello, la Policía ha investigado posibles desapariciones o ingresos hospitalarios relacionados con dicha 'rave', pero ya ha descartado nuevas víctimas. Mientras, los agentes están realizando pesquisas para localizar al vendedor del estupefaciente y evitar más episodios de este tipo. El estramonio causante de la muerte de los dos jóvenes había sido preparado en forma líquida para su ingesta, han indicado las mismas fuentes.

Por su parte, el joven de 20 años que también consumió esta droga y fue ingresado a tiempo en el hospital de Getafe, se recupera en la Unidad de Cuidados Intensivos, ya está fuera de peligro y su estado es estable, han señalado a Europa fuentes sanitarias.

LA COMUNIDAD IMPEDIRÁ MÁS FIESTAS "RAVE" EN GETAFE

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha asegurado que el gobierno regional pondrá "todos los medios" para impedir que se celebren más fiestas "rave" en la casa abandonada de Getafe, en cuyas proximidades aparecieron ayer dos jóvenes muertos tras ingerir drogas y alcohol.

El consejero ha explicado hoy durante una visita al servicio de medicina nuclear del Hospital de La Princesa, que tanto el Ayuntamiento de Getafe, como la Policía Nacional y la Consejería, "van a poner todos los medios para tratar de impedir" que este lugar de Getafe, vuelva a ser escenario de un suceso "parecido"."Quizás un cierto tipo de mensaje a lo largo de las décadas pasadas, ha inducido a pensar que hay drogas que no hacen nada. Todas las drogas hacen algo, porque suelen conducir a otras todavía mas peligrosas", ha explicado Fernández-Lasquetty.

Para el consejero, el esfuerzo para paliar el consumo de drogas y sus efectos reside en el "esfuerzo" de las administraciones, pero también en el de las familias, que deben "inculcar sentido de la responsabilidad a sus hijos"."Por el hecho de ser jóvenes, no se está exento de las consecuencias de los propios actos, y en este caso lo hemos visto en sus consecuencias más trágicas", ha concluido.