La Policía toma declaración al agresor de la monja en Atocha

La monja que fue agredida ayer en el centro de Madrid por un individuo que le propinó una patada en la cara continúa ingresada en el hospital Gregorio Marañón, mientras el supuesto agresor prestará declaración hoy ante la Policía. Según han confirmado fuentes del hospital, la religiosa, de 85 años, permanece ingresada, aunque no se han facilitado datos sobre su estado por expreso deseo de su congregación.

La víctima presentaba una traumatismo craneoencefálico severo y fractura de mandíbula como consecuencia de la patada que recibió en la cara y de la caída posterior.

Mientras tanto, el presunto agresor, Daniel F.M., español de 26 años, continúa esta tarde en dependencias policiales a la espera de prestar declaración, tras lo que será puesto a disposición judicial, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Está acusado de un delito de lesiones y aparentemente sufre trastornos psiquiátricos, ya que ayer sólo profería frases incoherentes y se quedó en el lugar del suceso hasta que llegó la Policía.

Cuenta con cuatro antecedentes policiales, todos por quebrantamiento de condena por delitos de maltrato en el ámbito familiar, según la misma fuente.