La Policía blinda la plaza de la Villa para la celebración del primero Pleno Municipal

El primer Pleno del Ayuntamiento de Madrid, que duró poco más de un minuto y en el que se aprobó toda la organización de la estructura interna de funcionamiento del Consistorio, se celebró este viernes entre fuertes medidas de seguridad por el temor a posibles acciones del movimiento 15-M. La Policía Municipal cortó la calle Mayor al tráfico y también a los viandantes, desde la plaza de San Miguel hasta la calle Bailén, pidiendo incluso información a los vecinos que querían acceder a sus viviendas.

El blindaje policial de hoy de todo el entorno de la plaza de la Villa, similar al establecido en el Pleno de constitución de la nueva Corporación del pasado día 11, levantó críticas de vecinos, dueños de los bares y locales comerciales que se quejaban de que no podían entrar los clientes, y también de los grupos de la oposición.

El portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky, dijo al término del Pleno que habrá que ir rebajando las medidas de seguridad porque todo irá volviendo a la normalidad. Como anécdota, dijo que cuando ha llegado a su despacho en el edificio de los grupos de Mayor y ha ido a un bar cercano a tomar un café, el dueño del bar estaba muy enfadado porque no podían entrar los clientes.

Por su parte, el portavoz municipal de UPyD, David Ortega, opinó acerca del dispositivo de seguridad en el entorno de la Plaza de la Villa que "se deberían tomar medidas de otro tipo".

El delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Pedro Calvo, no quiso hacer declaraciones sobre este asunto, pero quien sí las hizo fue Paz González, que ejerció por primera vez en su nuevo cargo de presidenta del Pleno. "Es justo y lógico, a la vista de los precedentes que han sucedido los días anteriores en otras administraciones e instituciones, creo que era bueno que hoy se pudiera desarrollar la sesión del Pleno con absoluta normalidad", señaló.

Sobre cómo se ha sentido al ejercer por primera vez su nuevo cargo de presidenta del Pleno, manifestó: "Con enorme responsabilidad. Sinceramente, sustituir al alcalde de Madrid en la presidencia del Pleno, aparte de un honor, es una gran responsabilidad; y desde el primer día la he asumido con la mayor dignidad posible para el bien de la institución".

González se mostró convencida de que será capaz de que los concejales la hagan caso en lo relativo al control de los tiempos de intervención, porque "yo soy una mujer de mano dura con guante de seda".

El Pleno de hoy, el primero de esta legislatura tras el constituyente del pasado día 11 y de carácter extraordinario, aprobó por unanimidad la creación de las comisiones permanentes y las especiales. También se dio cuenta de la constitución de los cuatro grupos municipales (PP, PSOE, IU y UPyD) y sus integrantes y portavoces; y las áreas y sus competencias en el nuevo Gobierno municipal.

En el Pleno también se dio cuenta del decreto de delegación de la presidencia del Pleno en Paz González. En definitiva, según ella misma, después del Pleno de hoy "ya estamos listos para empezar a trabajar en serio".