La Policía Nacional desarticuló 130 grupos organizados en 2013

La Policía Nacional ha desarticulado más de 130 grupos organizados en Madrid este año, lo que supone un 50 por ciento más que en 2012, y Madrid se consolida como una de las grandes ciudades europeas más seguras, con una tasa de un homicidio por cada 100.000 habitantes.

Así lo ha explicado el jefe superior de Policía de Madrid, Alfonso José Fernández Díez, durante la celebración que ha organizado esta institución con motivo de su patrón, en la que se han entregado más de 300 medallas al Mérito Policial, menciones honoríficas de seguridad privada, diplomas a miembros del Cuerpo jubilados y reconocimientos a entidades y personas ajenas al mismo.

El jefe superior de Policía de Madrid ha ensalzado la tenacidad, el valor y la honradez de los policías nacionales destinados en Madrid, gracias a cuya labor la capital "es una de las grandes ciudades europeas más seguras", con un homicidio por cada 100.000 habitantes.

PROFESIONALIDAD DE LOS AGENTES

Fernández ha subrayado que en lo que va de año se han desarticulado más de 130 grupos organizados en Madrid, un cincuenta por ciento más que el año pasado.

El jefe superior ha sostenido que lo más importante son los valores éticos de los agentes, y ha reconocido su profesionalidad a pesar de que han sufrido una merma en su poder adquisitivo debido a la crisis.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha felicitado a los 12.767 efectivos de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, con los que según ha relatado ha patrullado por la Cañada Real, por las noches, ha recorrido las alcantarillas acompañado por miembros de la unidad de Subsuelo y ha supervisado los operativos desplegados con motivo de convocatorias como Rodea el Congreso o Jaque al Rey.

"Me siento profundamente orgulloso de lo que he visto y vivido, profundamente orgulloso de todos y cada uno de ustedes", ha dicho, y ha afirmado que este reconocimiento es "muy especial en un año tan difícil como el que hemos vivido, en el que los policías han tenido que hacer servicios muy importantes y ha habido escasez de medios en las comisarías".

Ha subrayado que a pesar de estas dificultades, "los resultados son excelentes" y "Madrid es una de las ciudades más seguras de Europa, y más segura de lo que era antes".

Durante el acto de hoy se han entregado 15 cruces al Mérito Policial con distintivo rojo y 281 con distintivo blanco a agentes que han destacado por su trabajo en el último año.

Uno de los condecorados con la máxima distinción -la roja- es Alejandro, oficial en la Unidad Central de Intervención en Vallecas, debido a la desarticulación del grupo liderado por el llamado "Señor de la Droga" el pasado mes de marzo.

Gracias a su trabajo fue arrestado Carlos Pereira Pires, considerado uno de los mayores distribuidores de heroína en Madrid, sobre todo para la Cañada Real, y al que se incautaron 45 kilos de esta droga.

Alejandro ha expresado su satisfacción por el galardón, al igual que su compañero Samuel Rodríguez Ponce de León, que hoy ha recibido la medalla con distintivo blanco.

Samuel tiene 31 años, es miembro del Grupo Operativo de Respuesta de Carabanchel y el pasado 17 de marzo evitó un robo en una farmacia y detuvo a uno de los atracadores.

Estaba libre de servicio, comprando en una farmacia, cuando unos atracadores entraron al grito de "todo el mundo al suelo, esto es un atraco, al que se mueva lo mato", por lo que decidió actuar.